Alberto quiere ir por la reelección y tantea una fórmula con Scioli

Alberto Fernández analiza un nuevo cambio de gabinete que le permita completar el movimiento de reagrupamiento que realizó con el ingreso de Victoria Tolosa Paz y Kelly Olmos al gobierno. Lanzado a la búsqueda de su reelección ahora evalúa integrar una fórmula con Daniel Scioli y para eso analiza unificar las carteras de Ambiente y Turismo y regresarlo al gabinete.

El objetivo es reposicionar a Scioli tras el paso en falso de su corta estadía en Producción, que lo obligó a renunciar a la Embajada en Brasil para apenas una semana después volver a esa delegación diplomática, tras el desembarco de Sergio Massa en el gobierno. Alberto buscaría reeditar así un eje político que el entendimiento de Massa y Cristina desarticuló.En el entorno del actual embajador de Brasil tomaron distancia de la movida. «Nada que ver, Daniel está abocado a la gestión», fue la respuesta ante una consulta de LPO.

Como sea, en ese reagrupamiento de fuerzas que apunta a no quedarse afuera de la discusión del 2023, que anticipó en exclusiva LPO, Alberto evalúa regresar a Santiago Cafiero a la jefatura de Gabinete, movida que permitiría trasladar a su amigo, el actual embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello, a la Cancillería.

Alberto quiere a Cafiero de regreso en la Jefatura de Gabinete. Se entiende, además de su su hombre de mayor confianza es su jefe de campaña. Si va por la reelección lo necesita cerca.

Estos desplazamientos obligarían a un regreso de Jorge Manzur a Tucumán, donde recuperaría su cargo de gobernador, para luego postularse como vice de Osvaldo Jaldo. Antes del ingreso de Tolosa Paz al gabinete, Alberto había evaluado la posibilidad de cederle Desarrollo Social a Manzur, para que ubique en esa cartera al senador tucumano Pablo Yedlin y él asuma en esa banca, ya que en las últimas elecciones fue como suplente. Pero no prosperó.

Lo que está claro es que Alberto quiere a Cafiero de regreso en la Jefatura de Gabinete. Se entiende, además de su su hombre de mayor confianza es su jefe de campaña. Si va por la reelección lo necesita cerca.

La ofensiva política que lanzó Alberto luego de casi dos meses golpeado por la centralidad que ganó Massa al asumir en Economía, comenzó con el ingreso de Olmos y Tolosa Paz, que decidió sin consultar a sus socios del Frente de Todos. Pero este viernes en el cierre del coloquio de IDEA, al que se hizo invitar, llegó al extremo la tensión.

Su discurso encadenó tres frases lacerantes para el kirchnerismo que decidió declararle la guerra en todos los frentes., según confirmó a LPO un dirigente importante del oficialismo.

La Política Online