El FMI otorgó un préstamo de US$3.800 millones a la Argentina y habrá otro de US$5800 millones a fin de año

El directorio ejecutivo del organismo internacional dio señales para hacer otro préstamo de US$5800 millones antes de que termine el año. Kristalina Georgieva reconoció el trabajo del equipo económico del Gobierno.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la segunda revisión del acuerdo con la Argentina y un giro de US$3800 millones. Este nuevo desembolso eleva la cifra de desembolsos totales vinculados al programa a US$17.500 millones.

La fecha en la que se aprobó este segundo desembolso le permitió al board analizar los datos correspondientes al tercer trimestre del año en materia de reservas y adelantos transitorios, según explicaron fuentes oficiales a TN. De esta manera, antes de fin de año se habilitaría un nuevo desembolso de alrededor $5800 millones.

En el comunicado oficial el organismo internacional aseguró que “se cumplieron las metas”, incluido el objetivo en materia de reservas, pero otorgó dos waivers (“perdones”).

El primero se debió a un incumplimiento relacionado con las restricciones cambiarias y las “prácticas monetarias múltiples”, mientras que el segundo fue por “aplicabilidad” para dos objetivos de finales de septiembre, incluido el saldo fiscal primario, en los que aún no se disponía de datos.

Fuentes del Ministerio de Economía explicaron a TN que los waivers que otorgó el organismo internacional es una “cuestión técnica” que se aplica cuando hay múltiples tipos de cambios, como sucede en Argentina con el dólar soja. También tiene que ver con que no tienen aún los datos fiscales de septiembre.

Kristalina Georgieva reconoció el trabajo del equipo económico de la Argentina
“El nuevo equipo económico de la Argentina adoptó medidas decisivas que están comenzando a restaurar la confianza y la credibilidad política”, señaló Kristalina Georgieva, Directora Gerente del organismo internacional.

A su vez, Georgieva adelantó que la Argentina “necesitará políticas macroeconómicas prudentes y una implementación firme del programa para abordar la situación aún frágil, fortalecer la estabilidad y lograr los objetivos del programa”.

“Lograr los objetivos de déficit fiscal primario del 2,5 % del PIB en 2022 y del 1,9 % del PIB en 2023 es fundamental para moderar el crecimiento de las importaciones, acumular reservas, fortalecer la sostenibilidad de la deuda y reducir aún más la dependencia del financiamiento del déficit por parte del Banco Central”, agregó.

Por otra parte, la Directora del FMI remarcó que “sigue siendo necesario un enfoque proactivo de gestión de la deuda, junto con políticas macroeconómicas prudentes, para movilizar el financiamiento en pesos nacionales y mitigar los riesgos de refinanciamiento”.

El directorio ejecutivo del FMI indicó en un comunicado oficial que “las acciones decisivas recientes fueron fundamentales para estabilizar los mercados, restablecer la confianza y asegurar objetivos cuantitativos clave, incluido el límite mínimo para las reservas internacionales netas a fines de septiembre y el límite máximo para el financiamiento monetario del déficit fiscal”.

“La Junta también aprobó dispensas de incumplimiento de los criterios de desempeño continuo relacionados con las restricciones cambiarias y las prácticas de múltiples monedas”, señaló el escrito.