El gobierno define un posible aumento de los combustibles para el fin de semana

Luego de dos años de postergaciones, el próximo sábado 1° de octubre se actualizarán los impuestos a los combustibles, según lo establecido por el Gobierno. Estos incrementos -según se espera en el mercado- se trasladarían al precio final de las naftas y el gasoil que pagan los automovilistas en las estaciones de servicio.

La decisión del traslado a los precios dependerá de las empresas, que difícilmente puedan absorber ese costo. En la compañía YPF, la líder del mercado con más del 60% de participación, aun no confirmaron si aplicarán incrementos, lo que tendría un impacto en los niveles de inflación del mes próximo. En algunas otras compañías del sector, aseguran que seguirán el aumento que determine la petrolera estatal.

Desde el Gobierno reafirman que, tal como se estableció por decreto, el primer día de octubre corresponde aplicar la actualización de dos impuestos: Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y del Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC) que impactan en el precio de las naftas y el gasoil. Esos aumentos fueron postergados en varias oportunidades a lo largo de 2021 y 2022. Fuentes oficiales aseguraron que la decisión de actualización para el mes próximo se mantiene “en pie”, sin modificaciones.

A la fecha, se encuentran postergados los incrementos en los montos de impuestos correspondientes al primer, segundo, tercer y cuarto trimestre de 2021, y al primer, segundo y tercer trimestre de 2022, para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil. La decisión oficial es que el próximo sábado se apliquen las actualizaciones correspondientes al primer y segundo trimestres de 2021.

 

Infobae