Los costos del transporte de cargas aumentaron casi un 7% en agosto

Los costos del transporte de cargas se incrementaron cerca del 7% durante agosto, impulsado por las actualizaciones en los precios de los combustibles y los neumáticos, entre otros factores. Esta alza, que también se suma los aumentos en las tarifas que tendrán que afrontar industrias y comercios, le suma presión a la inflación de septiembre. Que, según anticipan las consultoras privadas, no perforará el 6%.

Según un informe elaborado por Focus Market a través de Paetac (Primera Asociación Empresarios Transporte Automotor de Cargas), en agosto los costos de transporte de carga aumentaron entre 6,2% y 6,9%, según las distancias a recorrer. Para acumular, así, subas del 69% en lo que va del año y del 86% interanual.

“El aumento del costo del transporte de carga viene acompañado a partir de septiembre del incremento de tarifas de energía eléctrica y gas para las pymes. Esto implica el incremento de un costo eslabonado en viajes desde el sector primario a la industria hasta llegar al comercio. La corrección de estos precios regulados de la economía, para eliminar subsidios nacionales en medio de la búsqueda de reducción del déficit fiscal, le ponen un nuevo piso a la inflación de entre 5% y 6 % para los próximos meses”, explicó Damián Di Pace, director de Focus Market.

Entre los rubros que más aumentaron para el transporte de cargas en el mes, se destaca “costo financiero”, 20,5%; “neumáticos”, 11,7%; “reparaciones” 8,9% y “combustibles”, 7,4%. Los rubros que no presentaron aumentos, aclararon, fueron “personal”, “patentes y tasas” y “peaje”.

“El aumento del costo de ‘Combustible’ sobre el Transporte de Carga se eleva al 76% interanual. La medida de extender el corte del Biodiesel al 12,5% atemperó los faltantes de gasoil en diferentes localidades del país. Esta determinación mostró beneficios y permitió sustituir importaciones de gasoil”, sostuvo Di Pace, quien agregó: “Sin embargo, la escasez de divisas está generando problemas en la importación de neumáticos. A esto se le suma las plantas de producción local paralizadas. Este costo se está trasladando rápidamente al costo de la tarifa de transporte con neumáticos hasta 150% más caros en un año al reponer el rodado”.

Es así que la inflación general de septiembre no perforará el 6%. Si bien continuará con la desaceleración luego del pico de julio, las consultoras privadas estiman que el IPC trepará en torno al 6,3% este mes. Y los alimentos, en ese escenario, continuarán creciendo con fuerza.

De hecho, según el relevamiento de precios minoristas realizado por Eco Go, luego de tres semanas con subas por encima del 1,5%, en septiembre las subas de los alimentos fueron más “moderadas”. “Así, el relevamiento correspondiente a la primera semana de septiembre exhibió una variación de 1,0% de los precios de los alimentos con respecto a la semana previa. Esto implica una desaceleración del indicador, reduciéndose 0,8 p.p. en el margen”, sostuvo la firma.

“Con este dato y considerando una proyección de variación del 1,4% para las semanas restantes, la inflación de alimentos consumidos en el hogar en septiembre alcanzaría el 6,3% mensual”, remarcaron desde Eco Go.

En tanto, la inflación general de septiembre también sería del 6,3%, “impulsada tanto por el arrastre del mes de agosto como por la suba en regulados, donde destacan aumentos en taxis (30%), tarifas de subte (40%), cigarrillos (5%), expensas (entre 6% y 8%), colegios en PBA (9%), servicio doméstico (9%) y tarifas de gas y electricidad (10,4% y 14,9%)”.

En la misma línea, desde Ecolatina habían proyectado para este mes que, “sumado al elevado arrastre que dejó la aceleración de la segunda parte de agosto y a un sostenido crawling peg, impactarán puntualmente los aumentos en electricidad y gas, el aumento en la tarifa de subte (+40%) y de taxis (+30%); y los aumentos a empleadas domésticas y en los colegios de la Provincia de Buenos Aires”. Así, el índice de septiembre se ubicaría cerca del 6%.

“Para el resto del año, la reapertura de paritarias, un deslizamiento cambiario consolidado en niveles superiores a los meses pasados y los efectos de primera y segunda ronda que tienen los ajustes en tarifas y combustibles se combinarán para mantener a la inflación por encima del 5% mensual, frente a la falta de un ancla robusta para coordinar expectativas a la baja. Aún estimando esta leve desaceleración en los próximos meses, proyectamos que la inflación cerrará el 2022 con un piso del 92%”, estimaron desde Ecolatina.

FUENTE: ÁMBITO.