Plazo fijo a 69,5%: El gobierno subió la tasa de interés para contener la inflación y el dólar blue

No hubo comunicado oficial de la autoridad monetaria. Subió casi 10 puntos porcentuales desde la última actualización, en un intento por contener la inflación y hacer bajar el dólar blue que este jueves cotizó en 296 pesos.

Sin emitir comunicado, y apenas dos horas antes de que se conozca el dato oficial de la inflación de julio, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) subió la tasa de interés de referencia (Leliq a 28 días) a 69,5%, 950 puntos básicos más.

Esto representa casi 10 puntos porcentuales, en una medida que seguramente será acompañada en los próximos días por una nueva suba de las tasas de interés que se abonan para remunerar los plazos fijos. Es la segunda suba de las tasas desde el 28 de julio.
Hasta el momento las tasas de los plazos fijos minoristas estaban en 61% pero por la aceleración inflacionaria habían quedado como una tasa negativa. También se prevén nuevos ajustes en las tasas de interés que se aplican sobre los consumos con tarjetas de créditos.

Según los últimos datos del Indec, la inflación anualizada de junio llegó a 64%, pero seguramente habrá una nueva suba cuando se conozca el IPC de julio. Así, el Banco Central busca que las tasas de interés sean positivas, uno de los compromisos asumidos con el Fondo Monetario Internacional.

Detrás de esta fuerte suba de la tasa de interés de referencia se observa una medida ortodoxa en materia antiinflacionaria. El manejo de la tasa de interés es un instrumento habitual en las economías desarrolladas, pero hasta ahora el Gobierno no había apelado a ella, bajo el argumento de no frenar la actividad económica.El impacto negativo de la inflación es tal que el Gobierno, y se presume también que el ministro de Economía Sergio Massa, decidieron anticiparse al dato de inflación de julio que según las proyecciones previas rondará entre 7% y 7,5%, aunque algunos analistas sostienen que podría ser incluso mayor.

 

Plazo fijo: ¿conviene ante la inflación?


Para el economista y director de Analytica, Claudio Caprarulo, «el aumento de la tasa de interés del Banco Central deberá ir en linea con el dato de inflación de julio, que seguramente va a superar al pico de marzo» y, en la misma línea, Ferrari advierte que, teniendo en cuenta que «nadie duda que el IPC de, al menos, los próximos dos meses será mayor a 5,42%, el rendimiento mensual real (tomando como parámetro una tasa del 66%) continuaría siendo negativo y el anual, probablemente, también».

Por lo tanto, con este aumento el plazo fijo funcionaría mejor que hasta ahora como cobertura contra la inflación, pero aún parece escaso.

Sucede que, Caprarulo advierte que el Central aun no logra acumular dólares y las expectativas de una fuerte devaluación siguen sobre la mesa. «Entonces es importante que, por lo menos, no caigan aún mas los incentivos a invetir en pesos», explica.

Así, Ferrari señala que «la medida de suba de tasa podría surtir mejor efecto si se incrementaran significativamente las reservas del BCRA, lo que aplacaría la expectativa de incremento del tipo de cambio nominal del dólar respecto al peso».