8 años reclamando colectivos con rampas: «hoy podemos decirles a los empresarios de Capital del Monte que era posible»

«Podemos decirles en la cara a los empresarios de Capital del Monte que es y era posible tener estas unidades en Oberá», manifestó el usuario Miguel Ángel Morales tras mostrar el sistema de rampas de los colectivos de la concesionaria Guacurarí (Tipoka).

 

«El 22 de diciembre de 2014 fue la primera audiencia pública en la cual la empresa Capital del Monte SA solicitaba la adecuación de la tarifa del transporte urbano de pasajeros (aumento). En esa ocasión solicité la incorporación de unidades adaptadas para el ascenso y descenso de personas con discapacidad y/o movilidad reducida, en ocho audiencias posteriores solicité lo mismo», contó.

Licitación en 2022: «Exigiremos colectivos nuevos, con aire, rampas para discapacitados, mejores paradas y sistema de transferencia»

 

«La empresa hizo caso omiso a estos pedidos y podríamos decir burlándose de los usuarios», aseguró Morales y compartió en las redes sociales un video mostrando cómo funciona el sistema de rampas de las nuevas empresas concesionarias que están operando bajo contratos provisorios debido a la renuncia de Capital del Monte en junio pasado. 

«Por primera vez en Oberá, Misiones, el miercoles 13 de julio viajamos en el transporte urbano de pasajeros con rampa para ascenso y descenso de personas en silla de ruedas, con la buena atención del conductor (Ricardo)».

«El viaje fue a las 09.30 horas desde la parada sobre calles Finlandia y Portugal hasta la parada de calles San Martín y Córdoba, y el regreso a las 12.30 horas desde la parada de calles 9 de Julio y Santa Fe de regreso a nuestro domicilio».

«Gracias al vecino Ramón que nos vio bajar y realizó esta filmación podemos decir gracias por este servicio y decirle en la cara a los empresarios de la empresa Capital del Monte sa que era y es posible tener estas unidades en el transporte urbano de pasajeros de la ciudad de Oberá».

«Segunda ciudad de la provincia de Misiones y con un monopolio en el cual el empresario se enriquecía del bolsillo de los pobres y discriminaba a las personas con discapacidad».