El déficit fiscal primario rozó los 80 mil millones de pesos en abril

Impulsado por la fuerte suba de los subsidios energéticos y la inversión social, el déficit fiscal primario de la Argentina se aceleró fuerte en abril y alcanzó los 79.185 millones de pesos (668,2 millones de dólares), informó este viernes el Ministerio de Economía.

En el mismo mes de 2021, el rojo fiscal primario había sido de solo $11.445 millones. De esta forma, en los primeros cuatro meses del año el resultado fiscal acumuló un resultado negativo de 271.920 millones de pesos.

En tanto, el resultado financiero de abril, que contempla los pagos de deuda pública, resultó negativo en 146.315 millones de pesos.

Los ingresos totales ascendieron un 77,9% interanual (i.a.) a $1.085.582 millones. Desagregado ese monto, los ingresos tributarios crecieron +60,3% i.a., impulsados principalmente por el aumento de ingresos asociados a la Seguridad Social, Ganancias, IVA y Débitos y Créditos.

En cuanto a los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social, los mismos evidenciaron un incremento de +$123.959,7 millones (+71,1% i.a.) como consecuencia del incremento del salario medio tras los distintos acuerdos paritarios y de la recuperación del empleo registrado. Cabe mencionar que estos ingresos se encuentran disminuidos por las exenciones para aliviar la carga tributaria al sector de la Salud, los sectores críticos del programa REPRO II y las provincias del Norte Grande, aclararon desde Economía.

Al mismo tiempo, tributos como Ganancias (+$43.646,6 millones; +90,6% i.a.), IVA neto de reintegros (+$77.900,5 millones; +68,3% i.a.) y Débitos y Créditos (+$36.479,6 millones; +65,0% i.a.) contribuyeron al crecimiento de los ingresos tributarios.

Los tributos de comercio exterior muestran un crecimiento de +24,2% i.a., en donde los Derechos de Importación registraron un incremento de +59,4% i.a., impulsados por el crecimiento de la actividad económica, mientras que los Derechos de Exportación se incrementaron en +14,0% i.a., afectados por el adelantamiento del registro de operaciones entre febrero y marzo, y por el paro de transporte de carga y el conflicto gremial en los puertos que afectó a la normal actividad del sector agropecuario exportador.

Rentas de la propiedad

Por otro lado, las rentas de la propiedad alcanzaron los $134.799,7 millones (+$122.990,8 millones). Del total de estas rentas, $102.833,4 millones corresponden a rentas de la propiedad relacionadas con emisiones primarias, las cuales totalizan $222.065,4 millones en los primeros cuatro meses del año.

Para una mejor identificación de las dinámicas fiscales, fuentes de Economía informaron que se publicará la desagregación de este concepto dentro de las rentas de la propiedad. “A los fines de los objetivos de política contenidos en el programa económico consistentes con una meta de déficit primario de 2,5% del PIB, se establecerá un límite anual para el cómputo de los ingresos provenientes de las rentas de la propiedad vinculadas a las emisiones primarias de títulos públicos equivalente al 0,3% del PIB, lo que representa un ratio de ingresos/PBI de magnitud equivalente al registrado por el mismo concepto durante el período fiscal 2021”, explicaron desde la cartera que lidera el ministro Martín Guzmán.

De esta forma a partir de mayo aparecerá en la comunicación habitual de ingresos y gastos del sector público nacional el resultado primario que contemple este límite.

Gasto primario

Por su parte, el gasto primario trepó 87,4% i.a., que asciende a 92,8% si se excluye el gasto COVID en 2021 y 2022.

La inversión de capital en combinación con medidas de inclusión y contención social impulsaron la expansión del gasto primario para este mes, que alcanzó los $1.164.766,6 millones (+87,4% i.a., que asciende a 92,8% i.a. si se excluye el gasto COVID en 2021 y 2022).

Las transferencias corrientes alcanzaron los $447.590,0 millones (+124,4% i.a.). Aquellas correspondientes al sector privado presentaron un crecimiento de +$194.539,1 millones (+126,5% i.a.). Se destaca el incremento del programa Potenciar Trabajo (+$33.229,6 millones) producto de la inclusión de nuevos beneficiarios y el incremento del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVyM) que alcanza los $38.940 en el mes de abril; el crecimiento de Políticas Alimentarias (+$8.800,0 millones) como resultado de la iniciativa del Gobierno Nacional de ampliar el universo de beneficiarios hasta 14 años, inclusive, en el mes de mayo de 2021; el incremento extraordinario otorgado a las personas jubiladas y/o pensionadas en el marco del Decreto 180/2022; y el incremento en el pago de Asignaciones Familiares (+$25.434,0 millones), el cual contempla el otorgamiento del complemento mensual dispuesto por el decreto N°719/21.

Al mismo tiempo, se observaron aumentos en las transferencias destinadas a los programas ACOMPAÑAR (+$3.118,9 millones), PROGRESAR (+$3.024,5 millones), Atención Medica a beneficiarios de Pensiones no Contributivas de ANDIS (+$2.868,5) y Asistencia a Agentes del Seguro de Salud (+$2.848,8 millones).

Subsidios energéticos

En materia de subsidios energéticos, se incrementaron principalmente, las transferencias a CAMMESA (+$53.784,1 millones) producto del incremento de los precios internacionales de los hidrocarburos debido al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

Transferencias a CABA y provincias

Por otra parte, las transferencias corrientes al sector público arrojaron una variación de +$52.387,9 millones (+115,0% i.a.), destacándose las transferencias con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el cumplimiento de lo estipulado en la Ley Nº 27.606 y a la provincia de Buenos Aires en concepto del Fondo del Fortalecimiento Fiscal dispuesto en la Resolución 524/2020.

Asimismo, se registraron aumentos en las transferencias a Gobiernos Provinciales por parte del Ministerio de Desarrollo Social en concepto de Políticas Alimentarias por +$8.811,7 millones, del Ministerio de Salud por +$4.124,9 millones y del Ministerio de Educación en el marco del FONID (+$4.564,6 millones). Además, las transferencias a Universidades se incrementaron en +$15.481,0 millones en virtud de los acuerdos salariales vigentes.

Seguridad social

Las prestaciones de la seguridad social ascendieron a $416.073,8 millones (+65,2% i.a). Esta dinámica se explica por el impacto de la fórmula de movilidad vigente (Ley N° 27.609), que arroja incrementos conforme crece la economía y se recupera la recaudación y los salarios.

En el mismo sentido, las remuneraciones registraron una variación de +84,7% i.a. producto de los incrementos otorgados en el marco de los acuerdos salariales alcanzados. En cuanto al gasto en bienes y servicios, este registró una suba de +$ 23.268,4 millones (+80,1% i.a.), en parte, asociado a compra de vacunas e insumos médicos.

Gasto de capital

Finalmente, el gasto de capital registró una suba de +$ 40.957,5 millones (+85,7% i.a.) respecto al año anterior. Por un lado, se evidenció un incremento de la Inversión Real Directa en +70,4% i.a. producto del incremento de la inversión en +$8.972,3 millones por parte de las empresas publicas Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF) y Trenes Argentinos Operaciones (OFSE).

Además, se resalta la inversión de la Dirección Nacional de Vialidad (+$4.283,5 millones) para la construcción de nuevas rutas, y las erogaciones realizadas por el Ministerio de Educación en el marco la implementación del Plan Federal Juana Manso (+$4.023,7 millones).

A su vez, las Transferencias de Capital se incrementaron en +$19.353,8 millones (+109,3% i.a.), destacándose las transferencias a provincias por parte del Fondo Fiduciario para la Vivienda Social (+$7.745,1 millones) y las ejecutadas por ENOHSA para el desarrollo de infraestructura sanitaria (+$2.947,0 millones).

FUENTE: ÁMBITO.