Legisladores volverán al Congreso en enero para tratar varios proyectos en extraordinarias

La gran mayoría de las leyes que el Ejecutivo pedirá que se traten en el período de extraordinarias están vinculadas a la producción. En Casa Rosada ya tienen la lista de los proyectos delineada: incluiría el de la ley AgroBioIndustrial; el de promoción de Inversiones en la Industria Automotriz; el de Promoción de la Movilidad Sustentable; el de Hidrocarburos y el de la modificación del Consejo de la Magistratura. También se sumaría el acuerdo del Consenso Fiscal.

El Gobierno nacional, en el transcurso de esta semana, enviará al Congreso el temario con los proyectos de ley que deberán ser debatidos en las sesiones extraordinarias, que comenzarían la semana del 24. En Casa Rosada ya tienen la lista de los proyectos delineada: incluiría el de la ley AgroBioIndustrial; el de promoción de Inversiones en la Industria Automotriz; el de Promoción de la Movilidad Sustentable; el de Hidrocarburos y el de la modificación del Consejo de la Magistratura. También se sumarían el proyecto de Promoción de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal; el proyecto de ley de VIH, Hepatitis, Tuberculosis e ITS y el acuerdo del Consenso Fiscal, que fue firmado por todos los gobernadores del país –salvo por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta–. Por ahora no está previsto que se sume el plan Plurianual o el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, ni tampoco otros proyectos de ley como el de Humedales. Sin embargo, desde el oficialismo no descartan que alguno de ellos pueda sumarse a último momento.

Sobre el plan Plurianual y el acuerdo con el Fondo, que deberá ser aprobado sí o sí por el Congreso, desde Casa Rosada comentan que en principio iban a ser dos instancias diferentes –el presidente Alberto Fernández había dicho que el Plurianual se enviaría al Congreso a principios de diciembre–, pero que como la renegociación con el FMI se demoró, una vez que el acuerdo exista, se unirán ambos y será eso lo que pasará por el Parlamento. Desde el oficialismo buscan tener para ese entonces el apoyo de los legisladores de la oposición y que no vuelva a suceder lo mismo que ocurrió con el Presupuesto, es decir, no quieren un nuevo rechazo. Ese fue uno de los objetivos de la reunión del ministro de Economía, Martín Guzmán, con gobernadores hace unas semanas: tener el apoyo de los líderes provinciales para que éstos puedan convencer a sus legisladores y lograr llegar a un acuerdo para la aprobación del mismo.

Luego de este encuentro, la oposición pidió una reunión distinta para los gobernadores que estuvieron ausentes –y para Rodríguez Larreta que no quiso asistir–, a la que se sumarían los presidentes de los bloques opositores en el Congreso. Esa reunión, si bien se dijo que podía ser este lunes o martes, aún no está confirmada y se conoció que el ministro de Economía junto con el Presidente y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, viajarán el martes por la tarde a la provincia de San Juan, donde anunciarán un proyecto de generación de energía sustentable para varias provincias del país. Es decir, la reunión con la oposición debería llevarse adelante por la mañana o se seguiría postergando. Desde Casa Rosada aclararon que el encuentro “no se suspendió”. “Están todos los espacios hablando y también conversando dentro de los espacios”, indicaron.

Según supo este diario, el Gobierno pide que la oposición vaya a una reunión en el ministerio de Economía, mientras del otro lado quieren encontrarse en el Congreso. “Están todos peleados entre ellos y por eso se traba el tema de la fecha”, explican en Balcarce 50. Las conversaciones entre el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, en tanto, siguen en pie y este domingo el Presidente incluso iba a volver a conversar telefónicamente con el jujeño para ver si destrababa la situación.

La gran mayoría de las leyes que el Ejecutivo pedirá que se traten en el período de extraordinarias están vinculadas a la producción. Una es la del régimen de fomento al desarrollo Agroindustrial federal, inclusivo, sustentable y exportador, que es impulsada por el ministerio de Agricultura y apoyado por el de Producción, y que fue presentada por el Presidente y la Vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, tras la derrota en las PASO. Otros son los proyectos de ley de Promoción de Inversiones en la Industria Automotriz y su cadena de valor, y el proyecto de ley de Promoción de la Movilidad Sustentable. Ambos están vinculados a la producción y el desarrollo de toda la cadena de valor del litio, desde la extracción del mineral hasta, por ejemplo, fomentar la industrialización de las baterías.

Un proyecto problemático es el de promoción de inversiones hidrocarburíferas, que quedó frenado en el Senado. Fue impulsado por la Secretaría de Energía, también con el apoyo de Producción, y uno de los cuestionamientos al mismo estaba vinculado a que la ley permitiría que las petroleras no paguen las retenciones necesarias por varios años. Por último, también se sumaría el proyecto de promoción de la industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal que, explicaron desde la cartera que conduce Matías Kulfas, “será muy importante para el norte del país”.

Por fuera de los proyectos vinculados a producción, estará la modificación del Consejo de la Magistratura, que intentará garantizar la independencia del Poder Judicial. El Ejecutivo envió un proyecto a principios de diciembre para modificar la composición del mismo y propone que los miembros aumenten de 13 a 17 al incorporar un juez, dos abogados y un representante del estamento académico, implementando paridad de género. Días después, la Corte Suprema, pese al anuncio del Gobierno, declaró la inconstitucionalidad de la actual composición y exhortó al Congreso a que dicte una nueva ley que garantice el equilibrio de los distintos sectores. Pidió volver a los 20 miembros y poner al presidente de la Corte como cabeza del Consejo. Por último, los supremos dieron un plazo de cuatro meses como máximo para hacerlo.

El Congreso, de ese modo, tendrá hasta el 15 de abril para sancionar una nueva ley o deberá continuar con su composición original, es decir, los 20 miembros que pidió la Corte. En el último plenario del año, el Consejo de la Magistratura decidió por unanimidad enviar un pedido formal al Presidente para que incluya en la convocatoria a sesiones extraordinarias el tratamiento de una nueva ley y la adapte al fallo de la Corte. El oficialismo estaría próximo a cumplir con ese pedido.