Fernández no reconoció el fracaso electoral y culpó a los medios nacionales de “confundir al misionero”

El intendente Carlos Fernández y candidato a diputado nacional del Frente Renovador de la Concordia, tras las elecciones primarias de este domingo, no reconoció su segundo fracaso electoral y sostuvo que “los misioneros se confunden porque consumen medios nacionales”. El jefe comunal insistió en que “estas son simplemente unas PASO”.

“Se confunde al misionero y eso es lo que intentamos que el misionero entienda, que en estas elecciones estamos definiendo el destino de Misiones, no uniéndonos ni a Juntos por el Cambio ni al Frente de Todos… podemos tener alianzas con temas estratégicos del gobierno nacional, pero no estamos alineados. Tenemos muchas diferencias con el Frente de Todos. Ya sabemos cómo nos trataron a los misioneros”, dijo.

Fernández insistió en que “acá no hay ley de lemas, tenemos que aclarar esta situación…. la diferencia entre nuestro espacio político y el resto es que nosotros no hemos competido en ninguna interna. Nuestro caudal de votos es real. Ahora sí, entramos al verdadero debate provincial de quiénes serán los candidatos ganadores en noviembre”.

En declaraciones a FM Show de Posadas, el intendente dijo que “nosotros seguimos con el concepto misionerista. Nuestra independencia en el Estado nacional va a ser firme, tenemos las convicciones totalmente claras. Tenemos la seguridad de qué debemos defender, qué vamos a discutir en estas asimetrías con Nación”.

Para Fernández, el acto eleccionario de este domingo “mostró guarismos muy similares a los del 6 de junio, donde se definieron las candidaturas provinciales. Tenemos que ajustar, porque no está todo bien. No podemos celebrar un triunfo contundente en estas elecciones, porque simplemente es una PASO donde no tuvimos internas. Acá hubo consenso a pesar de todos los partidos que conforman el Frente Renovador, hubo diálogo por encima de todo donde se habla de compromiso, tenemos lealtad y un ordenamiento dentro de nuestro espacio. Esa es la gran diferencia con las internas que tuvieron Juntos por el Cambio y el Frente de Todos», remarcó.

Fernández intentó defender el resultado de ayer diciendo que “el Frente Renovador sacó 197 mil votos reales, concretos. A partir de ahí, Juntos por el Cambio hace una sumatoria, pero el primero de ellos sacó 70 mil votos nada más”, dijo, minimizando los 243 mil votos obtenidos por las cinco listas de JxC.

El rovirismo y sus usinas de propaganda que no saben cómo decir que la Renovación perdió, intentan disfrazar el fracaso electoral aduciendo que Carlos Fernández “fue el más votado” y lo enfrentan solamente a Martín Arjol, pero la lectura adecuada es que el 46% de los misioneros votó a Juntos por el Cambio y sólo 32% al Frente Renovador.

De repetirse este número, Juntos por el Cambio se quedaría con dos de las tres bancas en el Congreso, mientras que el rovirismo con una, es decir, entraría Carlos Fernández pero no Claudia Gauto, la segunda en la lista.

En cuanto a Oberá, el oficialismo local perdió en junio pasado las elecciones a defensor del pueblo como así también a diputados provinciales. Ayer nuevamente Juntos por el Cambio obtuvo el 46,37%, mientras que el Frente Renovador de la Concordia Social 35,18% y el Frente de Todos 12,21%. Ambos resultados marcan el descontento con la gestión del jefe comunal, candidato a diputado nacional.