Fernández dijo que él ganó y “lo legítimo” es contar sólo 70 mil votos de Juntos por el Cambio: “en las PASO no existe ley de Lemas”

El oficialismo provincial no sabe cómo disfrazar el fracaso de ayer, y lejos de reconocer el hartazgo social, recurren a tecnicismos. Durante las PASO, el 46% de los misioneros puso la boleta en el sobre de Juntos por el Cambio mientras que sólo el 32% eligió la del Frente Renovador.

Este lunes, el intendente de Oberá y candidato a diputado nacional por el Frente Renovador, Carlos Fernández, insistió en que, “en este acto eleccionario nacional no existe la ley de Lemas”, que “no se suman los votos de todos los candidatos de cada frente como lo están mostrando desde algunos sectores”, y sostuvo que “es una competencia interna donde cada candidato sacó una cierta cantidad de votos. Por eso no es correcto sumar los votos de los frentes y presentarlos como un todo. Hoy lo legítimo son los más de 197 mil de la Renovación, los 70 mil del primer candidato de Juntos por el Cambio y los 40 mil del primero del Frente de Todos”

“Es en noviembre donde se decide el camino y destino de Misiones. Es allí donde hacemos base hoy, en hacer entender que nuestro espacio no pertenece a ningún frente nacional, que es un proyecto misionerista”, expresó añadiendo que “Quiero que la política nos permita, con los demás competidores, una maduración donde podamos lograr objetivos claros para la defensa de los intereses de Misiones en el Congreso. Creo que hay que dejar los egos y trabajar por la tierra colorada”.

Fernández intentó defender el resultado de ayer diciendo que “el Frente Renovador sacó 197 mil votos reales, concretos. A partir de ahí, Juntos por el Cambio hace una sumatoria, pero el primero de ellos sacó 70 mil votos nada más”, dijo, minimizando los 243 mil votos obtenidos por las cinco listas de JxC.

El rovirismo y sus usinas de propaganda que no saben cómo decir que la Renovación perdió, intentan disfrazar el fracaso electoral aduciendo que Carlos Fernández “fue el más votado” y lo enfrentan solamente a Martín Arjol, pero la lectura adecuada es que el 46% de los misioneros votó a Juntos por el Cambio y sólo 32% al Frente Renovador.

De repetirse este número, Juntos por el Cambio se quedaría con dos de las tres bancas en el Congreso, mientras que el rovirismo con una, es decir, entraría Carlos Fernández pero no Claudia Gauto, la segunda en la lista.

En cuanto a Oberá, el oficialismo local perdió en junio pasado las elecciones a defensor del pueblo como así también a diputados provinciales. Ayer, nuevamente Juntos por el Cambio obtuvo el 46,37%, mientras que el Frente Renovador de la Concordia Social 35,18% y el Frente de Todos 12,21%. Ambos resultados marcan el descontento con la gestión del jefe comunal, candidato a diputado nacional.