Milei: “Si no cambiamos, en cinco años vamos a ser la villa miseria más grande del mundo”

Tras emitir su voto, el precandidato liberal volvió a definirse como un outsider que quiere entrar al sistema para terminar con la crisis actual del “50 y 50”, según definió.

Javier Milei, precandidato a diputado nacional por Libertad Avanza, votó cerca de las 11 en la Ciudad y al salir a la calle y hablar ante la prensa insistió en que se metió en política para barrer con la crisis actual y auguró: “Si no cambiamos, en cinco años vamos a ser la villa miseria más grande del mundo”.

Polémico como lo fue durante toda la campaña para estas legislativas, destacó que este el es día “para que los individuos cambien este rumbo decadente” y resaltó que para él es un domingo más: “Lo vivo con la tranquilidad propia de cualquier domingo con la excepción de que hay que venir a votar, no cambió en nada las actividades que hago un fin de semana”.

Al ser consultado sobre si su propuesta política era peligrosa, dijo que lo era para “los políticos ladrones que nos están arruinando la vida” y agregó que estamos en la Argentina del “50 y 50”: “50 por ciento inflación y 50 por ciento pobreza”.

“Soy un outsider, entiendo las reglas del juego y me meto para entrar al sistema y barrer con el statu quo. Pero entraré hasta dónde la gente decida. Ojalá sea la sorpresa de estas elecciones”, añadió.

Si la gente quiere cambiar, bienvenida. Y si no…”, dijo el mediático economista, quien tras ello agregó: “Tenemos un montón de propuestas y un programa de gobierno plasmado en las distintas entrevistas y en las redes de nuestro espacio. Lo que hayan hecho los otros no es un tema que me corresponde evaluar. Si la gente decide abrazar las propuestas, bien; y si no, sigan con tanto socialismo que nos empobrece”.

Luego de confirma que este mediodía iba a almorzar con sus padres y su hermana, estimó que tras las primarias esperará a ver qué lugar le dará la ciudadanía: “Voy a estar en el lugar que la gente necesita para terminar con la decadencia argentina”.

En diálogo con LN+, dijo que quiere vivir la jornada con alegría, que el esfuerzo de su partido fue importante y que logró instalar en el centro de debate “las ideas de libertad”.

“Buscamos terminar con la falsa grieta entre el oficialismo y la pseudo oposición y que haya una verdadera alternativa para volver a ser un país digno, donde valga la pena vivir”, cerró el precandidato.

LA NACION