Demandan a la Argentina 320 millones de dólares por la expropiación de Aerolíneas

La presentación fue realizada por el fondo Titan Consortium, que obtuvo una sentencia favorable por ese monto en el tribunal arbitral del Banco Mundial en 2019, y la Argentina nunca pagó.

El fondo de inversión Titan Colotium presentó en los tribunales de Nueva York una demanda contra la Argentina, por 320 millones de dólares, originada en la expropiación de Aerolíneas Argentinas, al sostener que incumplió el pago de un fallo en contra del país dispuesto por el tribunal arbitral del Banco Mundial, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI).

 

En 2019, el demandante obtuvo una sentencia firme favorable en el CIADI, pero la Argentina nunca pagó. Por esta razón, y dado que no existen más instancias para recurrir dentro del CIADI, el pasado miércoles presentó la demanda de “Enforcement” ante la Justicia de los Estados Unidos.

 

“Todos pensamos que en algún momento el Gobierno iba a pagar el fallo. Hoy nos enteramos que no pagó y entonces Titan va al distrito de Columbia, que es la Corte que tiene jurisdicción exclusiva sobre cualquier acción relacionada con fallos del CIADI, cuando en el tribunal del Banco Mundial ya no quedan más instancias para seguir”, explicó Sebastian Maril, director de Latam Advisors.

Según explicaron, el gobierno tiene 60 días para responder la demanda, aunque el juez podría exigir esa respuesta en un plazo más corto. Además, consideró que es probable que aparezcan medidas de embargo contra activos argentinos, tal como ocurrió en las negociaciones con los “fondos buitres” por el default de la deuda pública.

 

El caso que llegó a los tribunales neoyorquinos lleva más de una década. En 2017, el CIADI dictó su primera sentencia en contra de la Argentina, en favor del grupo español Marsans, dado que consideró que el gobierno no le había pagado lo correspondiente por la línea aérea de bandera. Al mismo tiempo, el tribunal arbitral del Banco Mundial redujo la pretensión de Marsans de 1.600 millones a 320 millones de dólares.

En ese entonces, la Argentina pidió la anulación de la sentencia. El juicio, se encontraba en manos del fondo inglés Burford Capital -el mismo que litiga contra la Argentina por la expropiación de YPF-. Posteriormente, en 2018, con la sentencia a su favor por USD 320 millones, Burford decidió venderlo a Titan Consortium por USD 107 millones, dado que sabía que la Argentina continuaría apelando.

Sobre este último punto, de acuerdo con Marli, si alguna apelación era favorable a la Argentina, podría deshacer la operación.

En 2019, el CIADI rechazó el pedido de anular la sentencia y obligó a la Argentina a pagar 320,7 millones de dólares en carácter de indemnización. “La solicitud de anulación de Argentina fue rechazada. La Argentina sufragará la totalidad de los costos del procedimiento y les pagará a las demandantes la suma de USD 1 millón en concepto de costos de representación; y todas las demás pretensiones son desestimadas”, indicó la sentencia.

  •