Aníbal defendió a Alberto: “Llegó, había una fiesta, ¿Qué va a hacer, cagarla a palos a Fabiola?”

El funcionario intentó desligar al Presidente de la responsabilidad de haber protagonizado un evento con al menos 13 personas sin barbijo ni distanciamiento mientras regía el aislamiento estricto en todo el país.
El exjefe de Gabinete del kirchnerismo, Aníbal Fernández, salió a hablar de la fiesta que hubo en Olivos el 14 de julio de 2020, cuando regía la cuarentena estricta para toda el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y le echó la culpa a la primera dama Fabiola Yañez por haberla organizado y no al presidente Alberto Fernández. 

“La complicación la quieren poner porque la señora hizo una comida, una cosa por el estilo, que a lo mejor puede ser criticable. ¿Qué va a hacer el marido? Como en la edad media, 1200 años atrás, ¿llegar y cagarla a palos porque cometió un error de esas características?. Eso no existe más, señores”, evaluó el ex jefe de Gabinete kirchnerista en diálogo con Ernesto Tenembaum en radio Con Vos.

En línea con las declaraciones de Santiago Cafiero, el funcionario explicó que la fiesta en Olivos “puede haber sido un error, listo, lo cometió. Ahí se agotó”. Entrevistado en Radio con Vos, lanzó: “¿Por qué no hablan de Juliana Awada y los espaldas mojadas que tenía en sus talleres?”.

“Bueno se equivocó, no atañe a la función pública. No estuvo bien. ¿Cómo se resuelve? Llega el marido a la casa, la mujer organizó una comida, ¿qué va a hacer el marido? No deja de ser algo que hizo la mujer del presidente y el presidente no lo va a resolver con una sanción hogareña como hace 100 años. Se equivocó, sepan disculpar, qué vamos a hacer. Me preocupa más lo que hacía Juliana Awada”, manifestó. Fernández. Y continuó: “Esto no lo debilita porque Alberto no es deshonesto”.

“No tiene nada que ver con la función pública. Quieren hacer de esto una cosa fenomenal y no deja de ser algo que hizo la mujer del Presidente. Él no tiene que hacer nada. Estamos discutiendo una cosa que no tiene sentido, no tiene nada que ver con la función pública”, reiteró el exjefe de Gabinete nacional.

“Fabiola Yañez no integra la función pública. Dar vueltas sobre el mismo tema no tiene sentido. ¿Se equivocó? Bueno, sepan disculpar”, argumentó Fernández. En cuanto al Jefe de Estado, volvió a mencionar a Awada para defender su situación: “Alberto no le robó nada a nadie. La esposa de Macri tenía talleres donde contrataba gente por centavos y regalaba los retazos que le sobraban, cobraban centavos por trabajar millones de horas por día, eso me preocupa. Eso es deshonesto”.

“Los guapos que esperaban a las minas abajo del farol murieron con el 900. ¿Qué hay que agarrarse a trompadas y sacar a todos a la calle, y cagarse en su mujer también? 300, 400 granaderos que los saquen a patadas”, expresó irónicamente.

Cafiero, por su parte, declaró: “Yo veo una doble vara, y estamos acostumbrados a la doble vara. Ellos no dieron explicaciones cuando Macri viajó por el mundo y al volver no hizo la cuarentena, ni cuando Horacio Rodríguez Larreta se fue en vuelo privado a Brasil, ni por María Eugenia Vidal con sus reuniones”.

En declaraciones a Radio 10, el jefe de Gabinete fue tajante en relación a lo ocurrido: “Es evidente que hubo un descuido, se cometió un error, no debería haber ocurrido. Fue un evento social que no debería haber ocurrido”.