Reciclado: Oberá firmó un convenio para crear un centro de acopio de neumáticos en Copisa

En el marco del programa municipal “Oberá Sustentable” en la mañana del pasado jueves, se realizó la firma de convenio entre el Gobierno de la Ciudad de Oberá y la empresa Worms Argentina S.A., de localidad de Arroyo Seco, provincia de Santa Fe. El convenio tiene como objeto crear un Centro Transitorio de Almacenamiento para el deposito, hasta su retiro para el tratamiento y disposición final de los NFU. El manejo general, la gestión administrativa y operátiva de dicho centro estará a cargo de la Dirección de Saneamiento Ambiental, que funcionará en el Lote 41 del barrio Copisa. Dicha empresa, realizará el asesoramiento técnico para la certificación y provisión del software necesario para la gestión y disposición final de los NFU. La rúbrica estuvo a cargo del Intendente, Dr. Carlos Fernández y por el representante de la empresa, Sr. Miguel Orlando Petruszynski. Acompañaron a la firma de este convenio, el director de Saneamiento Ambiental, Herbert Castellanos y el director del Consejo de Administración, Emilio Juritsch. En este sentido, en el día de hoy ya se comenzó con la clasificación de los NFU para la realización de la declaración jurada previa a la disposición final, esta intervención es en conjunto con agentes de Saneamiento Ambiental y operarios de la Empresa Worms Argentina S.A.

La empresa Worm brinda la posibilidad a presas privadas o entes públicos de dar tratamiento a sus residuos sólidos y líquidos no peligrosos. Posee una planta de reciclado, y emite un “Certificado de Recepción y Reciclado de Residuos”.

En su página web, señalan que: Los neumáticos fuera de uso (NFU’s) son las fuentes más voluminosas y problemáticas de los residuos, debido principalmente a su incontrolada generación y durabilidad.

Vista de neumáticos fuera de uso varados en la costa contaminando.
La inadecuada disposición de los mismos, conlleva a sensibles problemas:

– Sanitarios: ámbito de proliferación de roedores e insectos y gestación de enfermedades (Dengue, Hantavirus).
– Medioambientales: los NFU’s pueden tardar hasta 700 años en degradarse, lo que contribuye a la contaminación visual, de acuíferos, napas y barrancos.
– Seguridad: las quemas conllevan a incendios de grandes dimensiones, que emanan gases muy nocivos para la salud y el medio ambiente.

Worms lleva a cabo un proyecto, con desarrollo de gestión viable y sustentable, para brindar solución a su disposición final.

“Somos la única empresa en la República Argentina que posee una planta de reciclaje y valorización, a escala industrial, con una capacidad de procesado de 1000 toneladas mensuales; mediante la cual convertimos NFUs en productos como caucho granulado, acero, textil, pisos, baldosas, postes, cordones, lomos de burros, drenajes, entre otros”, indican.

“Estas problemáticas se solucionan retirando los NFU’s, y posteriormente, transformándolos en materia prima reutilizable mediante el reciclado mecánico”, explican.