“La Renovación y el kirchnerismo son como una secta y están esperando que hable el oráculo, o sea Cristina”

Así lo manifestó el diputado provincial Gustavo González, precandidato a las próximas Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) dentro de la alianza Juntos por el Cambio, junto a Anita Minder.

González aseguró que Juntos por el Cambio no solo va a ganar las legislativas del 14 de noviembre en la provincia, sino que le arrebatará a la Renovación una de las bancas que pone en juego.

“Nosotros vamos a crecer en septiembre y en noviembre vamos a ganar las elecciones en Misiones. Hay tres bancas en juego; la Renovación pone en juego dos de esas bancas, y no va a sostener esa representación”, aseguró a La Voz de Misiones.

El legislador le pegó duro al oficialismo misionero. Dijo que “la Renovación y el kirchnerismo son como una secta que se mete en todos lados; se mete en la Justicia, se mete en la independencia de los poderes; socava los valores de la República y están esperando que hable el oráculo, o sea, Cristina (Fernández) a nivel nacional, y en el caso de la provincia, (Carlos) Rovira”.

González negó que las múltiples postulaciones que surgieron en Juntos por el Cambio pudieran estar mostrando una especie de “dispersión” o “atomización” en el macrismo: “Yo creo que las múltiples opciones que hay dentro del frente le ofrecen un abanico amplio de posibilidades al elector”, explicó.

Argumentó que tampoco puede hablarse de que la coalición estuviera atomizada, por cuanto las discrepancias son apenas por “matices” y no por cuestiones centrales, como “el cuidado de las instituciones y asegurar en el Congreso de la Nacional un freno a las políticas del kirchnerismo”.

-¿Cuáles serían esos matices que los diferencian a ustedes de las otras listas?, quiso saber LVM.

González argumentó que su lista “ofrece experiencia y una posición clara de oposición a nivel provincial y a nivel nacional; que no tenga nadie dudas del lugar donde estamos parados”, reafirmó.

“Quizás haya otras expresiones de Juntos por el Cambio que tengan otra mirada respecto del lugar que debe ocupar el frente. Nosotros tenemos muy en claro que hay que fortalecer un espacio opositor en Argentina, y que el espacio del frente en el Congreso se debe incrementar”, señaló.

“Hacía 20 años que no pasaba esto en Argentina; hay un bloque opositor que hace de contención en la política nacional; eso en Misiones no se da, porque hay una mayoría absoluta del oficialismo”, argumentó.

“Yo miro los debates de Buenos aires, admiro ese debate real; acá tenemos una Legislatura ordenadita, prolijita, pero le falta eso; es un daño a la política misionera”, añadió, por su parte, Minder.

Cuestión de papeles
González criticó a los legisladores misioneros en el Congreso. “No los veo desempeñando el papel que tienen que desempeñar”, afirmó.

Agregó que tampoco alcanza con los diputados nacionales para reivindicar los reclamos históricos de Misiones: “Creo que hay que trabajar en bloque regional, como lo hacen las provincias del sur”, señaló.

“Uno ve a los diputados santacruceños, neuquinos, rionegrinos, trabajando en bloque; así lograron una ley de zonas frías que beneficia a las provincias del sur; no lo hemos logrado los diputados misioneros, correntinos, chaqueños y formoseños”, explicó.

¿Macrismo sin Macri?
Ni González, ni Minder quisieron hablar de un “macrismo sin Macri”, pero coincidieron en que Juntos por el Cambio necesita construir nuevos liderazgos, y el radicalismo ocupando el centro de la escena política opositora, incluso planteándose como opción para 2023.

Ambos, incluso cuestionaron “errores” de Mauricio Macri, como aquel famoso DNU nombrando jueces de la Corte Suprema, que en su momento también fue interpretado como un avance sobre la independencia del Poder Judicial, que es una de las cosas que le achacan a sus adversarios kirchneristas y renovadores.

“Fue un tremendo error”, definió González, y agregó: “La UCR fue la voz que se alzó frente al presidente Macri para poner un coto en aquellos principios que no podemos transigir”, agregó Minder.

“Metió la pata y tuvo que retroceder, y pasó lo que tuvo que haber pasado siempre, que los pliegos de los magistrados vayan al Senado, se debatan en audiencia pública, como también pedimos que se haga en Misiones”, afirmó el precandidato radical.

Justicia tomada
Dijo que “aunque parezca extraño desde que está el Consejo de la Magistratura, en la Nación y la Provincia, ha habido un espíritu de selección de los candidatos entre los jueces inferiores, pero no en los miembros del Superior Tribunal de Justicia”.

González y Minder argumentaron que la “reforma judicial es una tarea pendiente, entre muchas otras que tiene nuestra provincia”.

“Creo que hay una deuda pendiente de la política con la sociedad. Si tomamos los 20 años de la historia política argentina, hemos visto un retroceso en vez de un avance”, definió.

“En todos estos años, independientemente de los gobiernos, la pobreza ha crecido; la provincia de Misiones sigue tan marginada en políticas centrales como siempre; me refiero a no tener gas natural, a estar muy lejos del puerto, no explotar los ríos; el precio más caro del combustible, y los salarios más bajos”, enumeró.

Afirmó que “esas son deudas pendientes de Mauricio Macri, Alberto (Fernández) y Cristina (Fernández)”. Por eso -dijo-, “las voces de los diputados misioneros en el Congreso, más allá de lo partidario, tienen que representar realmente a los misioneros, porque hemos sido oficialistas, hemos sido misioneristas, pero la realidad es muy distinta al discurso”.

 

La Voz de Misiones