Estiman que la inflación seguirá arriba del 3% y la interanual en 50%

En junio, la inflación aumentaría entre 3% y 3,5%, según las previsiones de los economistas. Si bien estos porcentajes muestran una desaceleración respecto de marzo, el piso del 3% sigue mostrando una presión importante sobre los precios minoristas, especialmente de los alimentos que son los que más preocupan por su impacto social.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo hace unos días que espera que el dato de inflación de junio “sea parecido a mayo” (3,3%) y que “sobre julio se siga en el sendero de la reducción”.

Para la consultora Ecolatina la inflación cerraría “por encima del 3% en el sexto mes del año sin una considerable desaceleración respecto de mayo”, advirtió. “Se combinará con una depreciación muy lenta del tipo de cambio oficial y un freno a las autorizaciones de incrementos en distintos precios regulados”, explicó la consultora en un informe reciente. Y advirtió que los alimentos están aportando “rigidez a ese proceso”.

Este rubro es monitoreado semanalmente por la consultora LCG, que mide los precios en supermercados. La ultima semana de junio, mostró una aceleración de la inflación en los alimentos. En promedio los precios subieron 1,1% semanal, 1 puntos por encima de la semana anterior. Con esto, junio cerró con una inflación de 3,4% promedio en las últimas 4 semanas , mostrando una aceleración respecto de mayo, explicó.

Desde Econometrica, Ramiro Castiñeira señaló que la inflación prevista por la consultora para junio es del 3,2 y del 50,2% en la evolución interanual. Y Lorenzo Sigaut Gravina, economista de Equilibra también calculó un alza del 3% para el mes pasado.

Pablo Besmedirisnik, director de Ivenómica dice que su estimación oscila entre 3 y 3,6%. “El Gobierno esta haciendo un esfuerzo importante para anclar la inflación mediante el tipo de cambio, las tarifas y los precios regulados. Esto en el corto plazo, puede tener un efecto positivo pero en el largo plazo, da lugar a que se geste una inflación mas alta”, señaló. Además, la disparada del dolar blue conspira contra esta realidad, si bien se puede ir manteniendo hasta las elecciones. Después dependerá de cómo jueguen las anclas y las políticas publicas”, señaló.

(Fuente: Clarín)