Macri criticó la suspensión de las pruebas Aprender: “Es negar la posibilidad de entender la realidad”

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, cuestionó con dureza la decisión del Gobierno nacional de suspender por segundo año consecutivo las pruebas Aprender: “Es negar la posibilidad de entender la realidad”. Poco después, se sumó el ex presidente Mauricio Macri.

A través de una serie de mensajes que publicó en su cuenta de Twitter, el funcionario porteño cuestionó la decisión del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, de volver a suspender las evaluaciones hasta abril de 2022.

Al respecto, Rodríguez Larreta explicó que “la vuelta a la presencialidad es muy importante para empezar a revertir el impacto” negativo en los chicos, “pero no es suficiente”. Por lo que añadió: “Tenemos que ir por más: mejorar la calidad del aprendizaje y la enseñanza”.

“Desde 2012, todos los años en la Ciudad realizamos evaluaciones en 7° grado y 3° año. Y, desde 2016, sumamos pruebas adicionales directamente focalizadas en la enseñanza en 3° y 6° grado”, detalló el jefe de Gobierno.

En ese marco, afirmó: “Suspender por segundo año consecutivo las pruebas Aprender es negar la posibilidad de entender la realidad y de saber dónde hay que trabajar para mejorarla”.


Larreta destacó además la importancia de las evaluaciones para “contar con información sobre dónde estamos y tomar decisiones basadas en evidencia con el objetivo más importante de todos: que cada día nuestros chicos y chicas aprendan más y mejor”.

“¿Los chicos y chicas están aprendiendo? ¿Y están aprendiendo bien? ¿La escuela está enseñando bien? ¿Cómo es el vínculo con los docentes? ¿Cómo es el clima en las aulas?”, se preguntó al respecto.

“Evaluemos para saber cómo venimos y cómo estamos. Evaluemos para saber lo que tenemos que mejorar y cómo tenemos que hacerlo. El camino para construir el futuro de nuestros chicos y chicas empieza por conocer la realidad”, concluyó.

Minutos después, también por la red social, Macri se mostró también preocupado por la decisión del Gobierno: “Seguimos cayendo. Ahora el Gobierno decidió suspender las pruebas Aprender, una herramienta fundamental para tener un diagnóstico del estado real de la educación y poder actuar para resolver los problemas de millones de estudiantes”, criticó.

“Como en el pasado hicieron con la inflación y la pobreza, ahora intentan esconder la crisis que produjeron cerrando las escuelas. No hay caso. No hay solución posible en el ocultamiento”, sumó.


Ambos siguieron así la línea de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, quien había salido fuerte a criticar la medida, y también se sumaron diversos especialistas a los cuestionamientos.

“Las evaluaciones contribuyen a procesos de mejora educativa continua, promueven la reflexión sobre la tarea de enseñar y ayudan a alcanzar las metas planteadas. Por eso, este año es clave contar con información para saber dónde estamos y tomar decisiones basadas en evidencia”, consideró Acuña.



La confirmación de Trotta
El ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, salió este miércoles a ratificar el cronograma que están elaborando para las evaluaciones educativas.

Como había informado Clarín, confirmó que las pruebas Aprender a los estudiantes de la primaria -que debían hacerse en octubre de este año- se van a hacer en abril del año que viene “cuando las y los alumnos hayan regresado de manera presencial a las aulas en todo el territorio nacional”, debido a que se tienen que hacer en todo el país en forma simultánea.

Agregó que la evaluación censal a los estudiantes de la secundaria se hará “en octubre o noviembre” de 2022 y trató de justificar la decisión al plantear que las pruebas “no se suspenden; se van a realizar como parte de un conjunto más completo de herramientas para evaluar al sistema educativo”.

Operativo Aprender
El “operativo Aprender” es una prueba estandarizada de Matemática y Lengua dirigida a todos los estudiantes que terminan la primaria y la secundaria. Es censal y se toma el mismo día, a la misma hora, en todas las escuelas del país. Es bianual: un año se les toma a los alumnos de la primaria y al siguiente a los de la secundaria.

Se complementa con otra muestral de Ciencias Naturales y Ciencias Sociales. En la teoría, sus resultados se usan para seguir la evolución de los aprendizajes de los alumnos y como insumo para tomar decisiones de política educativa.