Acusan a un concejal de robar un portón y quedarse con dinero de planes sociales

 

 

Las denuncias contra una actual concejal de Bonpland se conocieron, luego de un allanamiento en su domicilio particular, donde los uniformados, hallaron un portón de hierro que pertenecía a la firma Bonpland Leaf.

El escándalo en la pequeña localidad de Bonpland se desató por la denuncia radicada en la comisaría local por Ulises Kinderneg, Jefe del Área Recursos Humanos de la empresa “Bonpland Leaf”; quien, en representación de la mencionada empresa, expuso que una persona no identificada había sustraído un portón de hierro antiguo, el cual estaba colocado en predio Cooperativa Tabacalera sito Manzana N°64 de esta localidad y que el mismo estaría colocado en el domicilio de la actual concejal Cristina Bóveda.

Dispuesto por el magistrado interviniente, se llevó a cabo el allanamiento en el domicilio de la concejal, donde se procedió al secuestro del elemento sustraído y lo que dejó en evidencia otras denuncias que ya habían sido presentadas en su contra.

PLANES SOCIALES, EXTORSIÓN Y AMENAZAS EN EL OJO DE LA TORMENTA:
Según otra denuncia radicada el 17 de mayo, por la ciudadana María Rosa Batalla, la misma manifestó ante las autoridades, que Bóveda se dirigió a su domicilio, donde reside con sus hijos menores de edad y una persona octogenaria, junto a miembros de la “Agrupación EVITA” profiriendo insultos y amenazas a su esposo y familia, temiendo por integridad física.

En este sentido, fueron los mismos vecinos de la denunciante que ratificaron los dichos de Batalla en la comisaría local.

Otro de los hechos, fue denunciado por Luis Olivera, quien solía ser el coordinador del área Chacra Y Huerta Productivo del Movimiento Evita y estando a cargo de un grupo reducido de 10 personas, en la cual trabajaba hace más de un año y medio con dicha campaña.

Olivera, denunció irregularidades en las actividades y venía exponiendo ante otros miembros que algo estaba mal con el pago de los salarios que reciben muchos de los integrantes, lo que derivó en un conflicto interno y por lo que su puesto de ventas de verduras en la propiedad de en la Manzana Nº 44 de esta localidad fue cerrado con candado por Bóveda y su gente, pese a que dentro de la mismo tenía su invernadero armado con verduras, un local de ventas y herramientas varias.

Por otro lado, el ahora ex coordinador de movimiento Evita, ratificó ante las autoridades que Bóveda consiguió planes sociales denominado POTENCIAL TRABAJA para miembros de la mencionada agrupación, pero paralelamente cobraba una “comisión” de carácter obligatorio por la suma dos mil quinientos pesos por mes con el fin de utilizarlo en una supuesta cooperativa de trabajo; pero el dinero fue destinado al arreglo de la vivienda particular de la concejal.

Luego de hacerse público el caso, fueron varios los integrantes de la agrupación que hasta el momento sigue a cargo de Bóveda, que decidieron dar a conocer el accionar de la concejal que sumó en las últimas horas nuevas denuncias y pedidos de “explicaciones” por parte de varios miembros que supuestamente están esperando se les entregue la tarjeta que habría llegado para cobrar sus beneficios, pero que no obtuvieron respuestas hasta el momento, sospechando que alguien se estaría quedando con su dinero.

Puede ser una imagen de 2 personas

Alem.News