La CELO incorporó 8 empleados más, la mayoría hijas del personal activo

Esta semana se supo que la endeudada cooperativa sigue sumando empleados a su planta de personal.

Se tratan de 8 personas que fueron incorporadas recientemente y se suman a otra decena agregadas dos meses atrás.

En la dividida lista Blanca, cada vez más ponen distancia de Pedro “Pilo” Anderson. Este es el caso de Néstor Mattos que viene denunciando irregularidades y advierte que hace más de 6 meses tienen los mandatos vencidos, siendo que desde diciembre están habilitados para realizar la asamblea districtal y el cambio de autoridades. La demora inusual de la entrega del balance anual correspondiente al periodo 2019-2020 por parte del auditor externo, le resulta conveniente a la administración actual ya que así no hay renovación en el Consejo de Administración ni información disponible sobre la gestión.

Según supo este medio, al menos seis de las últimas incorporaciones son mujeres, varias hijas del personal activo, que entraron sin ningún tipo de solicitud de los jefes que las respalden, ni siquiera un estudio financiero para saber cuánto será el impacto en rubro sueldos que tendrán estos nuevos empleados. 
Peor aún, no están determinados los sectores donde se desempeñarán. 
“Ese es uno de los problemas hoy, no saben dónde se les asignarán tareas. Son mayoría mujeres, o sea no serán para los sectores operativos”, confiaron. 

Semanas atrás, el vicepresidente de la institución, Jorge “Coki” Duarte, argumentó que las incorporaciones y categorizaciones corresponden a los contratos colectivos.

Para algunos socios, la CELO debería ser intervenida ya que los gremios la maneja a su antojo y el acomodo constante de personal la hacen inviable.