Piden informes sobre denuncias de violencia obstétrica y mala praxis en el hospital SAMIC

Oberá (Prensa PAyS). A raíz del notorio incremento de denuncias por casos de violencia obstétrica y mala praxis contra profesionales médicos del Hospital SAMIC de la ciudad de Oberá, la diputada provincial Giuliana Perini, del Partido Agrario y Social (PAyS), presentó un pedido de informes al Ministerio de Salud de Misiones.

La legisladora planteó que la solicitud deriva “de un complejo estado de preocupación, incertidumbre e impotencia” producido ante el incremento y la visibilización de decenas de denuncias y relatos en redes sociales, en las que mujeres embarazadas de la ciudad de Oberá y alrededores, narran y describen las circunstancias que conllevaron a tener a sus hijos en el Hospital SAMIC de la ciudad de Oberá, institución que atiende la mayor cantidad de partos de la zona centro de la provincia.

Perini observa que en el transcurso de la última semana la ciudad se vio conmocionada por el caso de la señora Talía González, quien cursando su semana cuarenta de embarazo rompió bolsa y permaneció más de ocho horas sin atención médica. Esa situación produjo que su hijo naciera casi sin signos vitales por la falta de oxígeno (acarreada por el insostenible tiempo de espera) y falleciera seis días después.

La diputada del PAyS acota que ante las declaraciones de esta madre, numerosas mujeres “se animaron a contar sus terribles y desoladoras experiencias”, involucrando a enfermeras u obstetras pertenecientes al personal del centro médico, institución en la cual varias de ellas perdieron a sus niños.

Asimismo, refiere que las denuncias por violencia obstétrica y mala praxis “se acrecientan con el pasar del tiempo”, siendo las mujeres y los pequeños niños en sus vientres “las víctimas de un sistema que no las considera y las deshumaniza”. En ese sentido, alerta que en la institución no se garantiza el cumplimiento de la Ley 25.929 de parto respetado.

En los fundamentos de su proyecto de comunicación Perini expresa que para el bloque del PAyS es de vital importancia el esclarecimiento de estos acontecimientos: “conscientes que la violencia obstétrica puede afectar a la mujer y a su hijo durante el embarazo, el parto y el puerperio y que se manifiesta a través de prácticas, conductas, acciones u omisiones sobre ésta y el recién nacido llevadas a cabo por parte de los miembros del personal de salud, sean estos trabajadores privados o públicos”.

Finalmente, aclara que “no denunciamos ni criticamos” el desenvolvimiento del personal de salud, pero sí buscamos esclarecer y alivianar las dudas de la sociedad misionera respecto a la atención por parte del personal del área materno infantil de la ciudad de Oberá.