Postergan por 3 meses la aplicación de la segunda dosis ante la dificultad para conseguir vacunas

Así lo recomendó el Consejo Federal de Salud. La medida no alcanza al personal de salud con alta exposición al virus. Qué se sugirió para los que ya tuvieron covid-19.
En medio de la dificultad para conseguir vacunas contra el coronavirus y ante una inminente segunda ola de contagios, el Consejo Federal de Salud emitió este viernes la recomendación de postergar por tres meses la aplicación de las segundas dosis de las vacunas, para así cubrir con una primera dosis a la mayor cantidad posible de personas.

La decisión se basó en las sugerencias hechas por un grupo de trabajo de la Comisión Nacional de Inmunizaciones y por el Comité de Expertos que se reunió esta semana para analizar de manera integral la evolución de la pandemia. La recomendación “apunta a vacunar al mayor número posible de personas con la primera dosis para maximizar los beneficios de la vacunación y disminuir el impacto de las hospitalizaciones y mortalidad”, según informaron de Presidencia.

Luego de considerar la situación epidemiológica, la escasez y la inequidad global en la distribución de vacunas, la aparición de variantes y la evidencia científica, los expertos recomendaron tres estrategias.

La primera es diferir las segundas dosis de cualquiera de las vacunas actualmente disponibles en el país, a un intervalo mínimo de “doce semanas desde la primera dosis”.

“Después de los tres meses de la primera dosis, se sugiere la aplicación de la segunda dosis en forma escalonada priorizando de manera secuencial la población de mayor riesgo de enfermedad grave (mayores de 60 y personas entre 18 y 59 años con factores de riesgo) para completar esquema”, señalaron desde Presidencia.

“En aquellas personas con diagnóstico confirmado de covid-19 luego de la primera dosis de vacuna, según definición del Ministerio de Salud, [la recomendación es] postergar la aplicación de la segunda dosis entre tres y seis meses posterior al alta clínica”, sigue el comunicado de Presidencia de la Nación.

Según había anticipado la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, cada distrito podrá adoptar la recomendación según se ajuste a su estrategia de vacunación y a las particularidades de su población.

La Ciudad y la Provincia
Las autoridades de las carteras de Salud de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires se mostraron en los últimos días favorables a adoptar esa estrategia.

En la mañana de este viernes, Fernán Quirós resaltó la conveniencia que viene mostrando hasta ahora la postergación de las segundas dosis en un contexto de pocas vacunas.

En ese sentido, el ministro de Salud de la Ciudad señaló: “Mi mirada técnica es que nosotros deberíamos ampliar rápidamente la vacunación con una dosis a todos los grupos de riesgo a los que podamos llegar, y dos o tres meses después aplicar la segunda dosis para darles la continuidad de la cobertura”.

A su vez, este jueves, Nicolás Kreplak, viceministro de Salud de la Provincia, destacó en declaraciones a radio La Red: “Hay muchas razones para entender que con una sola dosis uno ya tiene un proceso de inmunización”.

El funcionario bonaerense detalló que se estaba viendo en muchos países del mundo que dar más tiempo a la segunda dosis era incluso beneficioso en términos de la inmunidad final alcanzada por las personas vacunadas.

“Incluso como política sanitaria, lo que está diciendo todo el mundo es que nos conviene, para enfrentar la enfermedad, poner una sola dosis a todos rápido y la segunda en unos meses, más adelante”, agregó Kreplak este jueves.

Ya en enero, Vizzotti, entonces segunda de Ginés González García en la cartera sanitaria nacional, se había manifestado a favor de esta iniciativa. “En este contexto de pandemia es muy lógico pensar que se pueda vacunar a más gente con la primera dosis y diferir la segunda para cuando ya esté controlado el brote”, sostuvo entonces la ahora ministra.