Caída en el consumo de carne: Piden quitar impuestos a que los animales mayores a 400 kilos

Desde la industria apuntan a que los animales mayores a 400 kilos no paguen impuestos, con el objetivo de incentivar su producción. En el sector también pide que se extienda el plazo para exportar cuero salado sin curtir


La industria frigorífica reclamó estímulos fiscales para incentivar la producción, en un escenario de caída en los niveles de faena y consumo. Desde el sector privado, remarcaron que la suba en el kilaje medio de la res faenada permitió amortiguar el impacto originado por el menor volumen de cabezas procesadas. En contrapartida, cayó la productividad de estas plantas, que además operan con mayores costos y sin la posibilidad de exportar cueros.

Daniel Urcía, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales (Fifra), remarcó que “es hora que el sector reciba estímulos que apuntalen el crecimiento ganadero y de toda la cadena”. En este sentido, la propuesta de la entidad pasa por exceptuar del pago de impuestos a bovinos que superen los 400 kilos, una categoría que en este momento no resulta atractiva para los productores.

El directivo también expresó su preocupación por la suba de costos industriales, situación que impacta en los precios de venta al público. Esta situación presiona sobre los mostradores, que en los últimos días registraron nuevos aumentos, tras el aumento en el valor de las categorías de consumo en el Mercado de Liniers.

Urcía diferenció dos escenarios en el negocio ganadero. Por un lado, las exportaciones aumentaron un 15% el volumen de despachos durante los dos primeros meses del año, pero con menores precios por la tonelada exportada y mayores costos de producción para la industria. Si bien se nota un repunte en los valores pagados por China y en menor medida Europa, los valores siguen un 20% por debajo en relación a finales de 2019 y los primeros meses de 2020.

El consumo doméstico no logra levantar cabeza, con las cifras más bajas de los últimos quince años. En el caso de Córdoba, la entidad advirtió que esta caída fue un 5% superior en relación al resto del país, producto del impacto que representó para esta cadena de valor la merma en el ingreso de turistas.

A la suba de la hacienda en pie y los costos de producción, se agrega otro tema sensible para esta industria, como los cueros. En concreto, piden que se vuelva a extender la autorización para exporta cueros salados sin curtir –cuyo plazo venció en diciembre- y que se evite la referencia de precios de Chicago, “que no tiene nada que ver con lo que se comercializa en el país y que tanto daño causó al sector de la industria de la carne”, según señalaron desde Fifra.