Para el senador Parrilli, a Lázaro Báez “lo condenaron por morocho, es un fallo racista”

El senador kirchnerista defendió al empresario que recibió 12 años de prisión por lavado en La Ruta del Dinero K. Le echó la culpa al lawfare y dijo que la sentencia “tiene un tinte discriminatorio”.
El senador kirchnerista Oscar Parrilli sostuvo este miércoles que al empresario Lázaro Báez “lo condenaron porque es morocho y no forma parte del círculo top de empresarios”, al tiempo que dijo que también deberían “condenar a Gianfranco Macri”, hermano del expresidente Mauricio Macri.

El senador nacional por Neuquén se expresó así durante la sesión especial del Senado en la que se trataba un proyecto para incentivar inversiones en obras privadas nuevas, el cual incluye un blanqueo de capitales para destinar a la construcción.
En ese contexto, Parrilli hizo referencia a la condena a 12 años de prisión que recibió Báez en la causa por presunto lavado de dinero en La Ruta del Dinero K y afirmó que “lo condenan porque es morocho, de tez oscura, amigo de Néstor Kirchner, y porque no forma parte del círculo top de los grandes empresarios”.

“Los medios de comunicación están de fiesta por un fallo lamentable. Cualquiera que sea abogado y lea un poquito se da cuenta de la atrocidad que es este fallo judicial”, cuestionó el senador.

Al respecto, Parrilli recordó que en el blanqueo de capitales anterior, durante la gestión de Macri, el expresidente modificó una ley por decreto para permitir que su hermano ingresara, dado que la norma aprobada por el Congreso impedía a los familiares de funcionarios acogerse al beneficio.

“¿Por qué no condenan a Gianfranco Macri?”, remarcó Parrilli, al tiempo que cuestionó a la Corte Suprema por no tratar la denuncia presentada oportunamente contra aquella medida del expresidente e insistió en que la condena a Báez fue “arbitraria, racista y persecutoria”.

“La diferencia entre Gianfranco Macri y Lázaro Báez es que Gianfranco Macri pudo entrar al blanqueo, y Lázaro Báez no. El fallo tiene un tinte racista y discriminatorio”, insistió el legislador.

“No sé si hubo evasión impositiva ni me interesa saberlo, pero sí quiero decir que seguimos en una Argentina con una Justicia que lleva adelante el lawfare, que utiliza a la Justicia para la persecución política y empresarial”.


La Ruta del Dinero K: 12 años de prisión para Lázaro Báez


La Justicia condenó a 12 años de cárcel al empresario Lázaro Báez en el juicio por La Ruta del Dinero K, una de las causas más emblemáticas de corrupción durante el kirchnerismo, que se inició a partir de una investigación de Periodismo Para Todos (PPT). Báez fue sentenciado por el delito de “lavado de activos agravado” a través de la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”, y ordenado a pagar la “multa de ocho veces el monto de las operaciones” (que fueron por US$60 millones). Está detenido hace cinco años, y desde el 2020 cumple prisión domiciliaria.

El fiscal Abel Córdoba había pedido 12 años de condena para el empresario, hallado culpable de haber lavado unos US$60 millones entre 2010 y 2013. Los otros acusadores también pidieron penas: la Oficina Anticorrupción (OA), ocho años y seis meses de prisión, la Unidad de Información Financiera (UIF), nueve años, y la AFIP, ocho años.

// Así empezó la investigación por la Ruta del Dinero K: el informe de PPT que destapó el caso de corrupción más obsceno del kirchnerismo

El proceso a cargo del Tribunal Oral Federal 4 empezó en octubre de 2018 y condenó también a Martín Báez (nueve años de prisión) además de Leandro (cinco años), Luciana y Melina Báez (ambas con tres años, con cumplimiento en suspenso). Además de el valijero Leonardo Fariña (cinco años, con una reducción de tres por su colaboración como arrepentido), el abogado Jorge Chueco (ocho años), el contador Daniel Pérez Gadín (ocho años), Fabián Rossi (cinco años), y el financista Federico Elaskar (cuatro años).

Báez fue detenido por orden del juez federal Sebastián Casanello el 5 de abril de 2016, cuando aterrizó en el aeropuerto de San Fernando proveniente de Santa Cruz, ante la sospecha de que podía fugarse. El titular de Austral Construcciones permaneció en la cárcel de Ezeiza desde ese momento con prisión preventiva, hasta que en septiembre de 2020 la Justicia le otorgó el arresto domiciliario.

 

TN