La importancia del “TURRISMO”

LA IMPORTANCIA DEL TURRISMO
En la Misiones feudal de Rovira existe plena conciencia de la importancia del turrismo. De hecho hay mucha gente, parece que cada día más, que vive del turrismo. Pero, a diferencia del turista, el turrista no viene de visita. Suele ser el anfitrión.
Cómo en Misiones lo de una justicia independiente es una aventura del pensamiento nunca sabremos cuánto se benefició el exalcalde obereño Rindfleisch con el turrismo. O cuánto se llevaron los turristas de la CELO. Sí ha trascendido, incluso a nivel nacional, cuánto engulló el turrista Closs con sus negocios con el estado, aunque eso, hasta aquí, no le cambió el voto a nadie.
El turrismo se ha extendido mucho gracias a la impunidad prácticamente garantizada que tienen los turristas. Hace apenas días el número dos del turrismo provincial, el periodista camaleónico “Tony” Lindstrom, fue denunciado por un presunto intento de sobrefacturación al estado. Fue denunciado mediáticamente. Porque a la justicia no fue nadie. Y fue denunciado en algunos medios. Porque casi todos se hicieron los otarios. Así, medios, periodistas y dirigentes de casi todos los “palos” políticos se complotaron, se hicieron socios del silencio, para que la actividad turrística, fundamental en la provincia, no se vea afectada.
Es increíble pero ser un turrista es el sueño de muchos. Ser un turrista todo el año.
“Una vez al año ve a algún lugar en el que nunca hayas estado antes”, aconseja el Dalai Lama.
Pero, a diferencia del turista, el turrista no tiene que moverse mucho. Él no va de visita. Él recibe.
Él recibe…

 


Por Walter Anestiades