Aumento de la luz: El gobierno buscará “evitar un impacto altísimo en los bolsillos”

El secretario de Energía, Darío Martínez, afirmó que entre marzo y abril podría aplicarse una suba gradual en las tarifas de servicios públicos y que será a cuenta de lo que se decida en el debate por una la nueva Revisión Tarifaria Integral (RTI).

“Queremos ir a una ‘tarifa de transición’ para evitar un impacto altísimo en los bolsillos de la gente, como contemplaba la RTI de la gestión anterior, y que el usuario no tenga que comprar menos bienes y servicios para pagar la energía”, explicó el funcionario.




Martínez confirmó que se trabaja con los entes reguladores para la convocatoria de las audiencias públicas que deben realizarse en cada sector, de forma previa a cualquier modificación tarifaria. La decisión se tomará teniendo en cuenta “cómo está el poder adquisitivo de la gente”, aclaró.

En este marco, la idea de aplicar una suba en el primer trimestre del año próximo tendrá un carácter transicional hasta que se defina el porcentaje definitivo. Por eso Martínez habló de “tarifas de transición”, que se aplicarán “desde marzo o abril, como ya anticipó el Gobierno nacional, hasta la nueva RTI, que va a llevar un plazo de por lo menos un año”.

Durante un encuentro virtual organizado por la publicación especializada EconoJournal, el secretario explicó que los subsidios del Estado “se mantendrán en un nivel de 1,7 por ciento del producto interno bruto (PIB)”, pero con “un uso más eficiente, para que un sector vulnerable sea atendido, mientras aquellos cuyo impacto no es grande pueden acercarse a ir pagando el costo de la energía”.

El secretario cuestionó que durante algunos años “se estuvo más pendiente en buscar la tarifa que en planes de inversión, con lo cual tenemos que actuar rápidamente”.