Policías, bomberos y vecinos lucharon contra los vientos y pastizales secos que propagaron las llamas la madrugada

En Caá Yarí el fuego tomó pinares y malezales, quemando alrededor de 300 hectáreas, siendo los lotes 21, 22, 23, 24, 25 y 26 los más damnificados. Por lo que se realiza un amplío despliegue de uniformados, municipales, colonos y bomberos en la zona de Picada Finlandesa y Almafuerte
Mientras que en San Javier se quemaron otras ocho hectáreas de pino implantado y monte, siendo controlado a las 05:30 de esta mañana.
En Bonpland el fuego se reinició en la noche de ayer, tomando los lotes 157, 160 y 61; gracias al trabajo conjunto con el municipio y bomberos voluntarios se pudo evitar el incendio de viviendas próximas a los lotes afectados.

La Policía de Misiones solicita a la comunidad el máximo cuidado, evitando todo tipo de quema, y en caso de constatar algún foco de incendio o tener conocimiento de quienes los pidieran provocar, llamar en forma urgente a las líneas gratuitas 100, 105, 101 o 911.