Usurpadores piden a Rovira que los apoye en las tomas de tierras: “acá somos gente de la Renovación”

Miguel Gularte, más conocido como Miguelón, es un militante renovador que encabezó la toma de tierras privadas en Wanda. Ayer martes grabó un video en el predio tomado pidiendo al líder del partido y presidente de la Cámara de Representantes que “sancione” a los concejales que se oponen a las usurpaciones en esa localidad del norte misionero. Anteriormente ya había enviado una carta a Carlos Rovira advirtiendo que “perderá muchos militantes si no apoya a los usurpadores”.

“Buen día señor Carlos Eduardo Rovira, desde Wanda le mandamos este videito para que por favor le sancione a esos tres concejales y que toda esta multitud de gente que estamos hoy acá somos gente de la Renovación”, agregando que “el que avisa no traiciona” pidiendo que “tome cartas en el asunto, hoy día 10 de noviembre, a partir de este momento que pueda solucionar a esta gente como dueño del partido para que estas personas no queden sin su pedacito de tierra”, dijo.   

Se tratan de las tierras de Eduardo Thomas, propietario de una chacra en Wanda, lindante al predio de Raúl Bertotto, empresario propietario de una firma forestal que también fue víctima de las usurpaciones. , Según afirmó Thomas, desde el municipio personal facilitó planos de su chacra de 23 hectáreas a los intrusos que serían unas 400 personas.

En una foto que circula, el propio intendente renovador de la localidad, Felipe Jeleñ comparte un asado con Gularte.

Los habitantes del pueblo pidieron al Concejo Deliberante incluir en el orden del día medidas contra las usurpaciones, pero Gularte organizó una manifestación de los intrusos frente al edificio legislativo en defensa de Jeleñ, cuya postura parece estar a favor de las usurpaciones.

Thomas había ofrecido dos hectáreas al municipio para un emprendimiento turístico dado que se encuentra a solo 50 kilómetros de Iguazú, pero le proyecto quedó en la nada. 

El juez de instrucción 3 de Iguazú, Martín Brites, firmó una orden de desalojo de las tierras de Bertotto el viernes.  “La gente que ingresó al predio, que cada vez son más, no está dispuesta a irse. No escucha a la Policía ni al intendente. Hay una orden de desalojo, pero aun no me notificaron, estoy esperando que decisión toma el intendente ya que nos reunimos para estudiar alternativas. Considero que el desalojo no solucionará el problema. Es un problema social del municipio porque la gente quiere una respuesta a sus reclamos porque dice no tener donde vivir. Aunque me restituyeran el lote, creo que debo ser suicida para pensar que algún emprendimiento turístico pudiera desarrollarse en el lugar, ya lo descarto”, contó a un medio radial.

 

El intendente Felipe Jeleñ compartiendo un asado con Miguel Gularte, cabecilla de los intrusos.