Interceptaron un camión con más de cinco mil kilos de marihuana que salió de Misiones a Buenos Aires

La investigación, que llevó aproximadamente tres meses, derivó en una serie de tareas de inteligencia en las que se advirtió que una banda de narcotraficantes iba a transportar grandes cantidades de estupefacientes desde la ciudad de Iguazú hacia distintos barrios de Capital Federal, donde sería finalmente fraccionada y comercializada.

El procedimiento fue producto de una investigación de más de tres meses hecha en conjunto entre la Policía Federal, la Policía de la Ciudad, las policías provinciales de Entre Ríos y Corrientes y la División de Investigaciones de Narcotráfico de la AFIP-Aduana. Hay cuatro detenidos.

El procedimiento fue realizado en conjunto por personal de Brigada de la Comisaría Comunal 4 de la Policía de la Ciudad, con la División de Precursores Químicos, Policía Federal, Policía de Entre Ríos, Policía de Corrientes e inspectores de la División Investigaciones Narcotráfico Interior Noreste de AFIP-Aduana, en una causa por infracción a la Ley de Drogas que tramita el Juzgado Federal N° 4, a cargo del juez Ariel Lijo.

De esa forma, los efectivos detectaron un camión Mercedes Benz con semirremolque que había parado en una estación de servicio de la localidad correntina de Santo Tomé y dieron aviso a la Policía de Corrientes y la Policía Federal, que se trasladaron hasta el lugar y como primera medida demoraron al conductor, que aseguró que que la carga que transportaba era propiedad de los ocupantes de un segundo camión que lo acompañaba en la ruta.

Por ese motivo, los policías detuvieron la marcha del segundo vehículo e identificaron a los otros tres ocupantes, uno de ellos de nacionalidad brasileña, que fueron demorados mientras se llevaba adelante la inspección de los camiones en la Aduana de Santo Tomé.

De acuerdo a la documentación que les permitió pasar otros controles previos, los camiones llevaban pintura. Sin embargo, las fuerzas de seguridad descubrieron en la inspección a través de escáneres que los vehículos transportaban más de 6 mil panes de diferentes tamaños que contenían más de 5 mil kilos de marihuana prensada. El juez Lijo dispuso entonces la detención de los cuatro involucrados.