“Los paraguayos están acostumbrados a que resolvamos sus problemas”, dijo Wellbach

En declaraciones a Radio República, el legislador nacional por Misiones, Ricardo Wellbach, hizo referencia al pedido por parte del gobierno de Paraguay de la apertura del puente San Roque González de Santa Cruz, y dijo: “Uno no tiene que ir a reclamar derechos a la casa del vecino”.

En referencia a la situación macroeconómica que atraviesa Paraguay, analizó que: “Es un país que no tiene inflación, que está en situación económica buena”, precisó e inmediatamente disparó: “…pero están acostumbrados a que los problemas los tengamos que resolver nosotros”.

El diputado nacional de la Renovación subrayó: “Me parece que lo sustancial es que uno no tiene que ir a reclamar derechos en la casa a la casa del vecino, los tiene que resolver en casa”.

“Yo en esto soy contundente. Yo creo que los paraguayos tienen que ir a reclamar a su presidente que implemente también la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, (ATP) o el Ingreso Federal de Emergencia, (IFE), lo que está haciendo Argentina para resolver su problema, no ir a buscar respuestas del otro lado”, sentenció.

Para Wellbach: “Las razones son muy claras, la primera que a mí me preocupa es sustancial, nosotros no vamos a reclamar nuestros derechos del otro lado. Los paraguayos en estas circunstancias están reclamando derechos para comercializar con un país vecino que la mayoría de las veces se da en situación de desventaja. Y tampoco están teniendo en cuenta la situación de que nosotros estamos protegiendo la vida de los misioneros”.

Presiones

La Asociación de Intendentes de Itapúa (Aidi) se sumó al pedido oficial de la Gobernación ante la Cancillería paraguaya de iniciar las gestiones para la apertura del puente San Roque González de Santa Cruz y así reactivar la desgastada economía fronteriza.

Las restricciones por la pandemia dejaron aproximadamente 10.000 personas desempleadas en todo el departamento de Itapúa y hasta la fecha la asistencia estatal ha sido prácticamente nula.

Asimismo, días pasados se supo que, tras el cierre obligado de las fronteras, Misiones evitó una fuga económica de unos 10.000 millones de pesos por mes.

Revista Códigos