Alberto Fernández cuestionó las marchas porque aumentan los casos: “Prefiero cacerolazos en los balcones”

Dijo que en una pandemia “no se critica con manifestaciones” y cargó contra Macri por celebrar estas movilizaciones.


Con críticas a las movilizaciones contra el Gobierno durante la cuarentena por coronavirus, el presidente Alberto Fernández pidió que las protestas se hagan con otras modalidades que no provoquen aumentos de casos. Dijo que en la pandemia “no se critica con manifestaciones” y que prefiere que la gente “salga a los balcones y toque la cacerola”. Advirtió que “cada vez que hubo una marcha, 15 días después crecieron los contagios”.
Criticó a su antecesor Mauricio Macri por destacar las marchas, ya que dijo que no le parece feliz que un exmandatario “celebre la salida a la calle de la gente en plena pandemia”. El expresidente había manifestado en Twitter, en relación a la masiva marcha del 17A contra la reforma judicial: “Estoy orgulloso de que miles de argentinos hayan salido a decirle basta al miedo y al atropello”.
El Presidente advirtió que la situación por el COVID-19 en el país es “crítica” y explicó que hubiera preferido “esperar un poco más” para el funcionamiento de locales gastronómicos con mesas al aire libre en la Ciudad, a partir del lunes. Cuestionó que “le han hecho creer a la gente que el riesgo al aire libre no existe y no es así, porque el riesgo es menor pero existe”.
Explicó que la pandemia “trascendió el área metropolitana”, que es la zona con más contagios, y que “el problema hoy está en varias provincias”. Dijo que debe garantizar “que todos los argentinos tengan las camas necesarias de terapia intensiva para que puedan ser atendidos”.
La apertura de locales gastronómicos en Ciudad
Dijo que le pidió al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta “ser muy estrictos en los protocolos” de los bares y restaurantes que vayan a funcionar con esta modalidad, para evitar posibles contagios de la enfermedad.
Explicó que previo al anuncio de extensión de la cuarentena hasta el 20 de septiembre Rodríguez Larreta le planteó “una presión muy grande de parte de los comerciantes” para retomar la actividad. El mandatario aclaró que no quiere “cargar la responsabilidad sobre él” porque es una decisión que tomaron en conjunto.
En relación a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda con el organismo dijo que no hará “un ajuste que pague la gente” y que confía en que la titular de la institución Kristalina Georgieva lo “va a entender”.
Aseguró que tiene “mucha confianza en que ella se dé cuenta que no le podemos hacer pagar más costos a los que ya han perdido todo” y que a ese sector de la población “hay que volver a ponerlo en el escenario de la sociedad”.
En diálogo con C5N dijo que habló mucho con el Papa Francisco, que indicó que le planteó que conversa con Georgieva “porque es una mujer que conoce la pobreza, ya que vivió en un país como Bulgaria en la época del comunismo”. El Presidente consideró que la titular del FMI “entiende de la situación de la que venimos”.
Respaldo a Martín Guzmán
Fernández destacó la gestión del ministro de Economía Martín Guzmán en la renegociación de la deuda externa con los acreedores privados, al considerar que el funcionario es un catedrático que “pone la economía al servicio del desarrollo humano”.
Calificó a Guzmán como “un hombre que dejó su prestigio como académico en el exterior para hacer una contribución patriótica”. Dijo que el ministro de Economía le dio al país “una estrategia para resolver el tema de la deuda”.
Críticas a Juntos por el Cambio por el rechazo a la reforma judicial penal
Consideró que el principal espacio de la oposición, Juntos por el Cambio, rechaza la reforma judicial penal porque “necesitan que la justicia federal siga como está para lograr la impunidad de ellos”, tras la gestión de Macri.
Para el Presidente “los que se oponen al proyecto quieren que en la Justicia siga todo como hasta ahora”. Aseguró que no van a usar esta iniciativa “para perseguir a los opositores” y dijo que esa “es la mejor garantía que pueden tener”.
Dijo que el objetivo “no es sacar o poner jueces” y que lo que busca la propuesta es “ordenar” el sistema de la Justicia Federal. Planteó que hace décadas que critica ese fuero y que “en los últimos cuatro años fue peor, porque se puso al servicio del Gobierno”.
Su relación con Cristina Kirchner
Dijo que con la vicepresidenta Cristina Kirchner aprendió a “dialogar las cosas que no estamos de acuerdo y las que estamos de acuerdo”. Explicó que con ella “no alcanza pero sin Cristina no se puede” y que tiene “un caudal muy electoral muy importante, que confía en ella”.
La calificó como “una líder muy importante” y planteó que tiene “una inteligencia singular”. Dijo que “algunos estarán más o menos cómodos son sus modos, pero es una mujer de una gran inteligencia”. Aseguró que a Cristina “nunca la van a escuchar hablar mal de la gente que menos tiene”.