Carrió pidió a los dirigentes de Juntos por el Cambio “no radicalizarse”: “Hay que dialogar con el Presidente”

La dirigente envió un mensaje “antigrieta” a los sectores más duros de la oposición. “No hay que ser ser funcionales a Cristina”, aseguró.


La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, advirtió que Juntos por el Cambio no debe radicalizarse, porque si lo hace “es funcional a la radicalización de Cristina” y pidió garantizar “una mínima gobernabilidad” y mantener un “un mínimo diálogo con el Presidente”. También insistió en que “nadie se puede atribuir la representación” de las manifestaciones en las calles porque “no es bueno éticamente”.
“No hay que radicalizarse, no podemos responder con la misma lógica de radicalización de Cristina. Si nos radicalizamos perdemos la centralidad que es necesario tener”, alertó Carrió en el programa Ya somos grandes, de TN.


Al respecto, pidió a los dirigentes de la Coalición opositora debe “tratar de garantizar una no radicalización” y que “para eso es preciso mantener un mínimo diálogo con el Presidente, porque si no cae directamente en manos de Cristina”.
“Tenemos que asegurar una mínima gobernabilidad en la pandemia y en el caos económico y social subsiguiente. Hay que ser rígidos en la defensa de la Constitución, pero no radicalizarse, porque si Juntos por el Cambio se radicaliza se amplía la grieta y entramos en un escenario de falta de gobernabilidad y de confrontación que no le hace bien a la Argentina”. Al respecto garantizó: “Yo no voy a ser quien amplié la grieta”.
“Apoyo a Horacio Rodríguez Larreta en el sentido que tiene que ser cuidadoso, porque siendo el jefe de Gobierno de la capital tiene que mantener una gobernabilidad mínina, tiene que mantener un diálogo mínimo con el Presidente”, sostuvo la dirigente. Carrió es una de las dirigentes de la oposición que más fuertemente se ha expresado contra el proyecto de Reforma Judicial Impulsado por el Gobierno.
Según su mirada, este proyecto es impulsado por la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, que “viene por todo”. “Ella va por todo y no pueden pararla. La radicalización absoluta de Cristina alterando el orden constitucional, cambiando miembros del juruy de enjuciamiento, tratando de cambiar jueces, denota un clima de radicalización en la vicepresidenta que es contrario a los intereses de la unidad de la nación”, analizó.
Frente a esta situación, Carrió indicó que “la manifestación debe hacerse, pero pacífica, no violenta”. “Yo estuve siempre, pero nadie se puede atribuir la representación de los que fueron allí, porque fue gente común, que fue por distintas razones, porque además no es bueno éticamente”.
Con esta idea, la líder de la Coalición Cívica se diferenció de otros dirigentes de la oposición que salieron a las calles y les advirtió sobre los riesgos de mirar a corto plazo. “Estoy mirando a seis meses, no estoy mirando ahora”, aseguró.
“El acuerdo en los liderazgos los vamos a resolver estratégicamente el año que viene. Ahora hay que garantizar no radicalizarse”, porque “el objetivo es unir a todos en la unidad del respecto a la Constitución”, finalizó.