Directivos y docentes volverán a las aulas en Misiones desde septiembre

MISIONES. En una reunión mantenida con el Comité Científico de la provincia, se determinó que luego de cinco meses, directivos y docentes volverán a las aulas.

Lo que se busca con esta medida es crear un concepto de “regreso progresivo” que comenzará con una instancia de formación y capacitación del personal docente y no docente de cara a la vuelta a las escuelas.

Esto será el paso previo para el retorno de la modalidad presencial y está enmarcado en el “Protocolo Marco y lineamientos federales para volver a las clases presenciales en la educación obligatoria y terciaria”, que fue aprobado el mes pasado por el Consejo Federal de Educación. Esto permitió a cada provincia y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires elaborar planes progresivos y acorde a sus particularidades que garanticen un retorno seguro a los establecimientos en el momento en que la situación epidemiológica lo permita.

Hasta el momento, San Juan,  Formosa y Catamarca son las únicas tres provincias que retomaron las clases presenciales, cada una con sus propias medidas pero siguiendo las pautas consensuadas a nivel nacional.

En este contexto, ayer se conoció que la Unión Docentes Argentinos (UDA) resolvió “no volver a clases” en el país hasta que no se garantice el cuidado de la salud de alumnos y docentes.

Así lo informó la Comisión Directiva Central de la UDA a través de un comunicado, en respuesta a las consultas de “las trabajadoras y trabajadores de la educación, de madres, padres y/o responsables de menores en relación a la vuelta a las aulas en el contexto de pandemia por covid-19”.

La decisión de UDA fue comunicada a pocos días del inicio de clases presenciales en San Juan y Catamarca, mientras otras jurisdicciones del país presentaron protocolos para reanudar el regreso de los alumnos y docentes a las aulas.

Cabe recordar que en Misiones el 9 de marzo los 425.000 alumnos del sistema educativo y sus 33.000 docentes habían comenzado un nuevo ciclo lectivo, con todas las expectativas que eso supone cada año.

Sin embargo, tres días después -el 12 de marzo- el gobierno provincial anunció la suspensión del dictado presencial para preservar la salud de toda esta matrícula y la población en general. (Agenciahoy)