Dictan sobreseimiento a la ingeniera acusada falsamente de introducir drogas a un penal

OBERÁ. Andrea Piccoli, madre de un interno alojado en el Penal de Puerto Rico, denuncia que fue víctima de una causa armada el 29 de mayo pasado, cuando llevó mercaderías y una torta a la unidad carcelaria para su hijo. La mujer asegura que requisaron los productos delante suyo, pero luego la tuvieron dos horas esperando hasta que finalmente ella se retiró, ya que debido a la emergencia sanitaria, los reos no pueden ver a los familiares. Horas más tarde se enteró que la división de Toxicomanía “halló” cocaína en el pan, la leche y el dulce de leche de la torta. 

El caso pasó al Juzgado Federal de Oberá y tras una pericia hecha por Gendarmería, se concluyó que la cantidad del estupefaciente era mínima, por lo que habría sido espolvoreada la cocaína superficialmente sobre dichos productos. Para Piccoli, esto fue armado en represalia por haber denunciado ante la Comisión Provincial contra la Tortura, en abril, al Jefe del Penal 3 de Eldorado, René Alfredo Ledesma Bompieri, por malos tratos hacía su hijo Pablo Shandler, quien entonces estaba alojado en esa dependencia. 

Shandler, su hijo, fue acusado de golpear y matar tras una discusión a su ex suegro Mariano Antonio Skeppstedt de 65 años, en una calle de Eldorado. Shandler fue detenido y alojado en el penal de Eldorado, hasta su traslado en mayo al penal de Puerto Rico, debido a denuncias que Piccoli hizo contra Ledesma por persecuciones contra su hijo, y prácticas que son propias “de la dictadura”, afirmó contando además su hijo estuvo “desaparecido” durante al menos 6 horas, en un cuarto de aislamiento.  




Piccoli contó a Infober que “esto fue un plantado de droga, yo no ingresé droga al penal, nada que ver, es una mentira, Gendarmería hizo la pericia y había sido espolvoreada muy poco, entonces dio positivo para Toxicomanía de la Provincia, pero negativo en las pruebas profundas que hace Gendarmería con otros reactivos”. 

“Esto pasó el 29 de mayo, yo cumplo años ese día y para compartir con mi hijo de alguna manera, llevé una torta y un montón de cosas más como llevo siempre al penal de Puerto Rico. Llegué a las 8 y estuve 2 horas en el penal”. Explicó que “una de las cosas que dijeron fue que hicieron una segunda requisa, que es ilegal porque yo ya no estaba, y que yo estuve 10 minutos y me fui, eso declararon las chicas”, lo que Piccoli pudo demostrar que no es cierto porque ella tenía activado el GPS y allí se evidencia que estuvo dos horas. 

“Todo surge por una denuncia que le hice a Ledesma de Eldorado en abril, por maltratos y demás, y ahí surge todo. A mi hijo lo trasladaron con golpes a Puerto Rico, y como ellos se deben favores, me plantaron la droga en Puerto Rico con la intención de detenerme”, relató.

“Ellos luego de que me voy, espolvorean la droga o la plantan de alguna manera para que Toxicomanía de positivo, y ahí comienza la penuria de tener que defendernos, por suerte, teníamos el GPS activado que registró el tiempo. También existen unos mensajes del abogado (Eduardo Paredes, defensor de Shandler) con la directora del penal de Puerto Rico (Adriana Knebel), que tira por tierra las declaraciones de la directora, se nota que miente, al igual que las dos penitenciarias, está todo en el expediente”. agregó. 

“Hoy, después de todo eso salió el sobreseimiento y ahora iniciaremos las demandas, no me voy a quedar acá tranquila, toda la vida viví correctamente, no tengo idea de cómo es la cocaína y esto fue un daño moral inmenso”, fustigó. “Lo más importante es que salió el sobreseimiento porque la pericia de Gendarmería lo dejó muy claro, que había rastros muy pequeñitos, que espolvorearon, creo que en el dulce de leche de la torta, el pan lo compraron ahí a dos cuadras del penal, una bolsa de galletas, y la leche era termosellado el envase”, analizando que la retuvieron dos horas porque “lo que ellos querían era que llegue Toxicomanía, hagan el plantado de la droga y me detengan, incluso yo me di cuenta de que algo no estaba bien cuando voy por sexta vez a hablar con la chica que estaba ahí, le digo que me tengo que retirar y me dice: “usted no decide si se va”, lo que me resultó chocante porque yo estaba de este lado de la reja”. 

“No quiero que se mezcle el tema de mi hijo, que él tiene que hacerse cargo de lo que sucedió, el tema de mi hijo es aparte, lo que yo no voy a dejar es que me planten droga en un penal de la provincia de Misiones, la directora del penal y las chicas que mintieron tienen que dar explicaciones y yo creo que esto está relacionado a la denuncia que le hice a Ledesma”, finalizó.  

El caso fue llevado adelante por el abogado obereño Silvio Contreras y se llevará adelante una causa en Puerto Rico contra las autoridades del penal y el personal actuante ese día. 

Contreras se manifestó conforme con la celeridad en el accionar del Juzgado Federal de Oberá, “que resolvió de la mas justa esta lamentable situación”, expresó.