Empleados de paro en Agua Potable exigen mover al gerente del sector

OBERÁ. Por un conflicto gremial, se inició un paro total de actividades en el sector de Agua Potable de la CELO, por parte de empleados agremiados a Obras Sanitarias. Las medidas de fuerza habían comenzado a fines del mes pasado con un quite de colaboración y guardia mínima. La disputa terminó en el Ministerio de Trabajo. 

El gremio denuncia a Juan de Olivera, Gerente del sector con 30 años de servicio, por maltratos y persecución. Sergio Maidana, delegado sindical aseguró que recibió amenazas por parte del denunciado, y señaló que la CELO no cumple con una resolución de 2014 para que todos los empleados del sector de agua potable sean agremiados al sindicato Obras Sanitarias.

Maidana indicó a medios locales que la CELO aún no respondió la nota presentada el 24 de julio, y que el denunciado no se presentó en la audiencia en el Ministerio. Por ello, el viernes se realizó una asamblea con trabajadores del sector y, según Maidana, la postura es que se le aparte del cargo, como así también al segundo en jerarquía por aprietes y presiones al personal. 

“Me parece una falta total del sentido de la responsabilidad por ser un servicio indispensable”, dijo apuntando contra el presidente Pedro “Pilo” Andersson y criticó duramente a Jorge “Coki” Duarte, Vicepresidente de la CELO, además sindicalista titular de CTA y ATE. Para Maidana, Duarte “tiene dos caras” como defensor de los trabajadores pero parte de la patronal. Por otro lado pidió a los socios acompañar la medida y entenderlos.   

Desde la Cooperativa, Pedro Andersson ya había subestimado la denuncia defendiendo a Olivera porque “el hombre trabaja mucho y hace trabajar mucho”. “A ellos les molesta que Juancho pertenezca a otro gremio”, aseveró destacando que con el denunciado al frente, en estos meses se hicieron 32 obras.