“No hay posibilidad de inversiones con ésta carga impositiva, déficit público, emisión, alto costo laboral y gremialistas corruptos”

Para informarnos y pensar. 

Hoy estamos inmersos en un cambio que no buscamos. En gran parte debido a la pandemia y sus consecuencias, el 90% de los países verán caer su PBI. Este año, el 37% de la población en América Latina será pobre. 

Tal vez deberíamos comenzar a pensar a nivel mundial en una equidad social al salir de esta Pandemia, nosotros no estamos ajenos. 

En 1980, los argentinos teníamos el doble de participación en el PBI mundial: el retroceso nuestro fue gravísimo.  

Salvo Venezuela, que hoy parece ser nuestro norte, desde ese año, todos los Países de la región crecieron más que nosotros. 

El endeudamiento argentino en relación a su PBI es más del doble del resto de los países de la región. 

Nuestra deuda en pesos no llega al 25% del total y acá está el problema: estamos endeudados en otras monedas, duras monedas como Dólar o Euros. 

Por ejemplo: Brasil tiene el 97% de su deuda en su moneda. Perú, Bolivia, Chile el 80%. Uruguay 63% y Colombia el 70%. 

¿Y por qué será que otros países mantienen sus deudas externas en sus propias monedas y Argentina tiene la mayor parte de sus deudas en monedas extranjeras? 

Es porque Argentina no es fiable! es un País que no acostumbra a cumplir sus obligaciones de deuda. ARGENTINA NO ES CREÍBLE!! 

No hay posibilidad de inversiones con ésta carga impositiva, este déficit público excesivo, éste nivel de emisión, el alto costo laboral y los gremialistas corruptos. 

Es vergonzoso el deterioro del País y la magnitud con la cual se descarta del sistema a la población, debido a una falta de preparación para enfrentar los desafíos de los nuevos tiempos, pero no me refiero solo a la educación del individuo, sino a la del País. 

¿En la situación que está hoy Argentina, a alguien se le ocurre que puede haber inversiones productivas? 

Aún no habiendo entrado en default y habiendo sido felicitado por Su Santidad -que no se priva de mostrarnos sus preferencias políticas-  estoy convencido que NO 

Cada día que pasa se crea en algún sector de la sociedad la tendencia a exigir derechos sin ninguna contraprestación a cambio, como si esto fuese algo natural. Sin lugar a dudas, esto está fríamente planeado, es una forma concreta de ir anulando al ciudadano para dar paso al necesitado que ya no piensa. 

Este gobierno, hasta el momento, cerró toda posibilidad de crecimiento, y no me refiero solo al económico, que sin duda es una parte importante en nuestras vidas. 

Lo más grave son las faltas de expectativas, la falta de incentivo, la falta de educación, la falta de justicia, la falta de seguridad, pero insisto “esto está todo planeado”, no es fortuito, es una manera de controlar a la población, cada vez más dependiente del Estado, y el gobierno antidemocrático de turno cosecha así sus frutos. 

Argentinos, por favor tomemos conciencia de que por esta ruta vamos a un precipicio seguro. 

¿Cómo es posible que haya ciudadanos indiferentes ante tan sombrío panorama?

Los hay, sin dudas que sí, sea por ideología; por prebendas y acomodos políticos; por necesidades particulares o de grupos. Es que estos sectores sociales NO TIENEN SED de una democracia en serio, simplemente porque el respeto a las Instituciones de la República pasan a ser algo sin importancia para ellos. 

Pero estoy convencido que todavía en Argentina existe un sector muy importante, que sí nos interesa vivir: 

EN LIBERTAD. 

EN DEMOCRACIA. 

RESPETANDO LAS INSTITUCIONES. 

DEFENDIENDO UNA EDUCACION SIN TENDENCIAS POLITICAS PARTIDARIAS. 

DEFENDIENDO UNA JUSTICIA SIN VENDAS EN LOS OJOS. 

DEFENDIENDO EL DERECHO A LA VIDA. 

DEFENDIENDO AL SECTOR QUE GENERA TRABAJO Y RECURSOS PARA EL PAIS. 

DEFENDIENDO AL QUE YA ENTREGÓ SU ESFUERZO AL PAIS. 

CASTIGANDO CON LA JUSTICIA DE POR MEDIO AL CORRUPTO 

Sin dudas podemos agregar muchas cosas. 

Pero esto no se logra sin hacernos sentir y cada vez gritando más fuerte. 

¡QUIERO PARA MI Y MI DESCENDENCIA VIVIR EN LIBERTAD!

Por Eduardo Serra, ex concejal de Oberá