Cansados de reclamar un puente, vecinos construyeron una parte y piden concluir el viaducto

EL SOBERBIO. En la Picada del Km 10 de El Soberbio, los vecinos y vecinas reclaman desde hace cinco años que la Municipalidad construya un puente sobre el Arroyo Bonito, que les permita estar conectados con el resto de la localidad, además de poder trasladar sus productos para comercializarlos.

Esta obra fue aprobada por el Concejo Deliberante de El Soberbio; pero lo único que ocurrió hasta el momento es que la Dirección Provincial de Vialidad entregó las vigas y algunos hierros. Ante esto, los vecinos se organizaron e iniciaron la construcción y ni siquiera contaron con la asistencia técnica necesaria.

A través del trabajo voluntario y donaciones de las familias del Paraje para comprar 20 bolsas de cemento, se pudo construir la mitad del puente, sin ningún apoyo del Municipio.
El diputado Martín Sereno (Partido Agrario y Social) estuvo en la Picada del Km 10 recorrió la zona junto al concejal del PAyS en El Soberbio, Juan Antonio “Turú” González. Visitaron las producciones hortícolas de algunos productores y se acercaron hasta el puente del Arroyo Bonito, por el que las familias reclaman desde hace años.

Iniciativa legislativa para que se concluya el puente
“Recorrimos el Paraje del Km 10 y escuchamos la preocupación de los lugareños que viven en esa hermosa localidad, con una diversidad productiva enorme, con muchas familias viviendo en las chacras y produciendo alimentos sanos, con emprendimientos notables.
Y este jueves presentamos un Proyecto de Comunicación que tuvo tratamiento preferencial para que el Poder Ejecutivo a través de organismos que correspondan, gestione de manera urgente la construcción del puente sobre el Arroyo Bonito en Picada del Km 10, de El Soberbio, que desde hace años solicitan al intendente reelecto, Roque Soboczinski (FR)”, señaló el diputado.
“Después de reclamar sin obtener respuestas, lograron que Vialidad Provincial les entregue unos hierros y los vecinos compraron 20 bolsas de cemento, armaron las vigas e hicieron medio puente. Actualmente los autos, camionetas o camiones no pueden pasar, y sí lo hacen motos o la gente caminando.
Sólo está cubierto un ancho de un metro y medio, y en el resto están las vigas crudas, y además no hay barandas”, explicó Sereno en la sesión virtual de la Cámara de Diputados.

Vecinos completarán el trabajo si les proveen materiales
La falta de ese viaducto sin terminar, genera que los productores de la región no puedan sacar su producción para comercializar -y muchos viven del cultivo del tabaco- teniendo en cuenta lo limitado del tránsito, tampoco pueden ingresar ambulancias, dejando a la deriva la salud de los habitantes, y además se ven afectados más de 35 estudiantes, que ante la precariedad del puente debieron cambiar de la escuela a la que concurrían -ubicada a dos kilómetros del Paraje- a otra que está distante a cinco kilómetros, por lo que deben cruzar la Ruta Provincial 13, es decir, sumando un factor de riesgo en su larga caminata.
“Hablamos con los vecinos que hicieron la mitad del puente, entre ellos, Martín Carvallo, quienes están dispuestos a construir lo que falta, pero solicitan el aporte de los materiales y la construcción de la baranda como protección lateral del puente. Parece muy simple, pero llevan cinco años reclamando. Creemos que con poco esfuerzo que implica 20 bolsas de cemento, algunos metros de hierros y cuatro operarios que entiendan técnicamente, se puede solucionar en gran parte los problemas que padecen las familias de la Picada del Km 10”, sostuvo el legislador.

Obra aprobada por el Concejo Deliberante
Uno de los dos concejales del PAyS en El Soberbio es Juan “Turú” González que asumió este año, acompaña la preocupación de los productores del Paraje del 10, que necesitan tener un puente, cuya construcción está parada por la falta de unos pocos materiales.
“Los vecinos pensaron en hacer ese puente para que la gurisada pueda ir a la escuela que está cerca, y no caminar cinco kilómetros para concurrir a la otra que implica el peligro de cruzar la ruta.
Esa inquietud nos hizo llegar Martín Carballo hace unos meses, y justo comenzó la pandemia. Ahora que se aflojaron un poco las restricciones fuimos a ver la obra del puente que fue aprobada hace muchos años.
Los vecinos hicieron toda la estructura y por poco dinero no se pudo terminar; pero vamos a buscar la manera de que se concluya.
En El Soberbio hay varios casos de puentes que hace años peleamos para resolverlos, como el puente Chafariz sobre el arroyo de El Yerbal que la gente reclama, o el de la Ruta Paraíso que ahora se aprobó su construcción después de más de puente de 10 años de reclamos”, dijo el edil del PAyS.

Reclamos que requieren soluciones urgentes
González cuestionó que su pueblo está bastante olvidado por las autoridades provinciales. “Yo hace poco tiempo que asumí como concejal y son muchos los reclamos que tengo. Ya elaboramos una comunicación solicitando al Ejecutivo que se termine ese puente, porque es nuestra responsabilidad como concejales tratar de solucionar los problemas de nuestro pueblo”, expresó.
En el Municipio también se está aplica con deficiencias la Ley de Emergencia Alimentaria. “Se armó una comisión que manejan los pastores, la iglesia y varios ediles, sin embargo hay barrios que nunca recibieron ni una bolsa de mercaderías, y son los lugares más pobres. Por eso decidimos repartir verduras y frutas de las huertas comunitarias para ayudar de alguna manera”, indicó.

Transportar los productos es la gran preocupación
El vecino Martín Carvallo, de Arroyo Bonito tiene un criadero de pollos, un emprendimiento para producción de alimentos donde trabajan entre varios, y es uno de los colaboró para hacer el puente que no pudieron terminar.
“Es muy poco lo que falta y de esa manera se solucionaría que los chicos vayan a la escuela sin riesgos. La estructura está hecha, necesitamos unas 20 bolsas de cemento para hacer la loza, porque hoy solo se puede transitar en motos y bicicletas.
Sin embargo cuando se termine podrían cruzar hasta camiones, yo mismo presenté el plano a la Municipalidad que lo aprobó. Nuestra urgencia, además de la escolaridad de los chicos y chicas, es el traslado de la producción para la colonia y transportar el tabaco. Hace muchos años que estamos gestionando con el Municipio y hasta ahora no pudimos conseguir los insumos y un técnico que nos dirija para concluir el puente”, destacó el productor.