Capitanich multó a los médicos que protestaron el sábado

RESISTENCIA. El sábado pasado, la protesta de médicos y otros agentes de salud, convocada en todo el país, fue particularmente nutrida en Resistencia. Y se replicó en otras ciudades del interior de la provincia, como Sáenz Peña, Castelli y Charata, entre otras.

En la Capital, las autoridades bloquearon en varios puntos la caravana de autos de los profesionales de la salud, que hacía un recorrido por las avenidas más alejadas del centro.

María Ibarra, asesora legal de la Gremial Médica Hospitalaria Chaco, que agrupa a los profesionales de los establecimientos públicos, dijo a Infobae que, a pesar de que todos los médicos tienen permiso para circular en sus vehículos, la Policía les levantó infracciones a los que protagonizaron la manifestación. De todos modos, una caravana de cerca de 200 vehículos llegó hasta el Hospital Pediátrico y allí, sobre la avenida Vélez Sársfield, se hizo un acto al que se sumaron muchos otros trabajadores de la salud, que llegaron a pie hasta el lugar, manteniendo distancia y con barbijos.

En una de las provincias más golpeadas por la pandemia de COVID-19, Jorge Capitanich sorprendió al reconocer públicamente que no está conforme con el desempeño de su gabinete. Sin embargo, a esta sorpresa le siguió otra. Aunque afirmó que “cuando las cosas no se ejecutan como uno espera, hay que pensar en reemplazos”, en vez de cambiar o renovar parcialmente su equipo, el mandatario de Chaco creó una nueva estructura.

Se trata de la Unidad Oficina del Gobernador, que tendrá funciones de diseño de políticas, asesoramiento, coordinación y control. Evaluará los resultados área por área y podrá redefinir metas. Como su nombre lo indica, dependerá directamente del Ejecutivo provincial. El público ya los bautizó como “los mediadores”.



De momento, sólo se conoce el nombre del titular. Se trata del ingeniero Raúl Oscar Codutti, colaborador de larga data de Capitanich y actual asesor. No obstante, no se sabe la composición de esta peculiar estructura, que en muchas de sus funciones se solapa con las del gabinete ya existente.

“Es un equipo joven, que no tiene la experiencia necesaria para asumir situaciones complicadas en un entorno tan complejo”, había dicho el Gobernador sobre su propio Gabinete. Y, como atenuante, agregaba: “No es una situación de estabilidad, sino de inestabilidad y con pandemia”.

La interpretación de los medios provinciales es que el Gobernador desplazó al gabinete, dejándolo en un segundo plano, y que una nueva estructura controlará desde ahora la gestión. A tal punto es así, que la nueva Unidad tendrá incluso la función de “representar al Gobernador” ante “organismos federales, nacionales, internacionales e interjurisdiccionales”.

Chaco es una de las provincias más afectadas por el coronavirus. Fue una de las primeras en tener brotes de contagio y luego padeció una importante diseminación del virus entre su personal de salud, tanto de entidades privadas como públicas. El principal hospital provincial, el Julio C. Perrando, en Resistencia, llegó a ser un foco de contagio. Uno de los primeros casos fue el de la Jefa de Consultorios Externos y poco después hasta la directora del establecimiento dio positivo.

Actualmente, según pudo saber Infobae, la totalidad de los integrantes del Servicio de Cirugía y de Terapia Intensiva del Perrando tuvieron que someterse al hisopado y en las próximas horas se conocerán los resultados.

Chaco es el tercer distrito en cantidad de muertos y, con 1.130.000 habitantes, supera en casos fatales a provincias mucho más pobladas, como Córdoba, Santa Fe, Tucumán o Mendoza.