“La normalidad no existe más, un sueño, una fantasía, un suicidio colectivo”, dijo Axel Kicillof

BUENOS AIRES. Junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof, el mandatario recorrió el centro industrial de General Pacheco de una empresa automotriz.
El presidente Alberto Fernández y el gobernador bonaerense Axel Kicillof visitaron esta mañana el centro industrial de General Pacheco de la empresa automotriz Volkswagen, en el partido de Tigre, provincia de Buenos Aires.
En medio de las idas y vueltas entre la gestión bonaerense y la porteña, el mandatario provincial ratificó que no está en sus planes flexibilizar el aislamiento obligatorio antes de tiempo y cuestionó la estrategia de Horacio Rodríguez Larreta.
“Muchos piden volver a la normalidad, con esos discursos de la economía. Quiero decir hoy que la normalidad no existe más. No se puede volver a la normalidad, es un sueño, una fantasía, un suicidio colectivo. El virus está circulando. Se lo puede contener pero no controlar”, dijo.
Además, cuestionó la estrategia del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta al considerar que “todo lo que se pueda evitar, hay que evitarlo”. “No creemos, no es por polemizar, que la cuestión venga por el entrenamiento o por andar en la calle o por el consumo, todo lo que se pueda evitar hay que evitarlo. Pero la producción hay que reactivarla en la mayor escala posible”, sumó.
Fernández: “Vamos a tener que andar con barbijos hasta superar todo”
A su turno, el presidente Alberto Fernández coincidió con Kicillof al remarcar que el país está ante “un escenario desconocido” y subrayó: “La normalidad que conocimos no existe más”.
“Como dice Axel, la normalidad no existe más. Vamos a tener que andar con barbijos hasta superar todo esto”, dijo el jefe de Estado.
Además, remarcó el trabajo en conjunto con los gobernadores y los intendentes que “entendieron la situación” y aclaró que, si bien “hasta acá hubo buenos resultados, el problema no terminó”.
“Tenemos que ir viendo cómo hacer para rehabilitar la economía, pero como nos dijo el gerente de la planta, tenemos que ver cómo hacerlo. Esto no es un problema de la Argentina o de Suecia sino del mundo”, destacó.
En ese sentido, aseguró que el Gobierno no se “enamoró de la cuarentena” y afirmó: “A nosotros nos preocupa la vida de la gente tanto como la productividad y el desarrollo de la economía argentina”.