Comerciantes de barrio insisten poder abrir hasta las 19 y los domingos: “de 1 a 4 de la tarde no entra nadie, es algo torpe”

OBERÁ. Propietarios de comercios de barrio, que en su mayoría son atendidos por los propios dueños y el grupo familiar, siguen insistiendo en que el municipio les autorice a trabajar más horas, hasta las 19 o 20, diferenciándose de los grandes supermercados que, desde esta semana, pueden abrir hasta las 17.

El titular de la comisión barrial de Kindgren, Carlos Acuña, habló con este medio nuevamente de la situación que están padeciendo los pequeños comerciantes en los barrios, ya que su fuerte en ventas es durante el horario donde los grandes supermercados están cerrados y los domingos. 

“He hablado con Matías Frik, el abogado de la municipalidad explicándole todo esto, pero en Oberá todo pasa por recaudar”, dijo en referencia a las multas. Aseguró que en su caso, está aplicando todos los protocolos de hasta dos personas por vez, “es como todo comercio, estamos preocupados por el problema, por supuesto que si, pero tenemos que pensar que en Oberá no tenemos casos, entonces necesitamos trabajar y ampliar el horario, de la 1 de la tarde hasta las 4 no hay nadie, no entra clientes al negocio, lo poco que se puede vender es un pan o yogur, es algo torpe la verdad”, fustigó en referencia al horario de cierre de las 17 horas. 

Durante el mes de abril, la Defensoría del Pueblo ingresó una nota a la municipalidad, dirigida al intendente Carlos Fernández, solicitando que se extienda el horario comercial hasta las 22 horas para negocios atendidos por sus propios dueños, es decir, los de barrio, tras el pedido de varios de estos comerciantes, pero hubo respuestas. 
En el caso de Acuña, argumentó que el no poder trabajar en los horarios donde los grandes supermercados están cerrados y los domingos, le significa una caída en sus ingresos teniendo costos de 50 mil pesos por mes: “Tenemos el contador, agua, la municipalidad, son un montón de compromisos”, detalló.

 

foto de un local clausurado por abrir fuera del horario permitido