Docentes aseguran que no pueden utilizar la Plataforma Guacurarí

OBERÁ. En una nota con fecha del 6 de abril y dirigida al Presidente del C.G.E., Alberto Galarza, los maestros señalan que no pueden hacer uso de la Plataforma Guacurarí por las limitaciones que poseen sus alumnos y también docentes en el acceso a internet, en el interior. 


El planteo dice que “los docentes nucleados en MPL, UDNAM, UTEM, ATE, TRIBUNA DOCENTE, CORRIENTE NACIONAL CONTI SANTORO Y DOCENTES AUTOCONVOADOS nos dirigimos a Ud. a los efectos de plantear una serie de cuestiones que, consideramos, son de naturaleza esencial e imprescindible.
La última resolución 184/20 define suspender las clases presenciales mientras dure el receso, instando a los y las docentes a llevar adelante el proceso de enseñanza-aprendizaje por medios virtuales. Para ello se exponen una serie de recursos y elementos, entre los cuales aparece la Plataforma Guacurarí, por citar un ejemplo. Sin embargo, alertamos que hay innumerables aspectos que impiden el desarrollo pleno y efectivo de esta modalidad. Por un lado, principalmente por las enormes asimetrías socioeducativas que lamentablemente persisten en nuestra provincia: desarrollar actividades de tipo virtuales implica una serie de medios y herramientas que muchos en Misiones no poseen, planteando una mayor apertura de brecha social y propiciando la exclusión de sectores más desprotegidos; pero también por el hecho de que entendemos que se produce un avance de un tipo de pedagogía encuadrada en el modelo disruptivo sobre la cual hay más interrogantes que certezas, allanando el camino hacia una sustancial modificación del rol docente en desmedro de sus condiciones materiales y simbólicas. No podemos evadir el hecho de que nos hallamos ante un escenario socioeducativo muy crítico, en el marco no sólo de una emergencia sanitaria sino también social y alimentaria.

En relación a esto, se están suscitando situaciones de presión hacia los docentes para que presenten avances y se eleven nóminas de docentes que realizan actividades. En este sentido, queremos remarcar que esto constituye una clara maniobra de amedrentamiento y de presión para cumplir con criterios evaluativos totalmente difusos, que ante tal circunstancia, no existen. Tomamos conocimiento de reuniones realizadas por el gobierno educativo con algunos sindicatos por videoconferencia, donde llamativamente se reafirmaba que las actividades se vienen llevando adelante con normalidad, al tiempo que ratificaban el calendario educativo tal cual fuera establecido, cuando el mismo se ha visto claramente afectado por la dinámica que le imprime la actual situación. Asimismo, nos alarma que se insista con evaluaciones de los procesos educativos en estas condiciones. Es imposible realizar una evaluación en estas condiciones o tan siquiera el normal desarrollo de temas del programa anual. Alertamos que esto puede ser contraproducente al promover una carga estresante ya expuesta en innumerables casos por tutores y estudiantes, así como también arrastrar a situaciones que los empujen a romper la cuarentena, siendo ello incompatible con el decreto nacional de aislamiento obligatorio”, y exponen algunos puntos.

Por lo antes manifestad queremos exponer los siguientes puntos:
– Establecer los alcances de la Resolución 184/20, teniendo en cuenta los aspectos detallados a los cuales no puede hacerse caso omiso en aras de garantizar el derecho social pleno e íntegro a la educación.
– Plantear la necesidad de promover mecanismos de readecuación de contenidos de los meses donde no se dictaron clases presenciales o los que se estiman que continuará el receso. Debemos ser conscientes que ni aun el ministro de Educación de la Nación ha expresado algún criterio en cuanto a la readecuación de contenidos y de cómo se resolverá la situación de aprobación de contenidos curriculares, existiendo hasta el momento solo distintas versiones.

 

Por otra parte, vuelven a remarcar que es esencial se haga efectivo el pedido hecho con fecha 28/03/2020 referido a continuidad automática y cobro íntegro de haberes por parte de los suplentes e interinos designados a término, así como también del personal de servicio y cocineras”.