Gobernadores quieren que se garantice el piso de coparticipación

BUENOS AIRES. Mientras crece la preocupación por el desplome de la recaudación, por pedido de los gobernadores en la Casa Rosada analizan la posibilidad de garantizar con emisión monetaria un piso de coparticipación federal, para evitar el corte de la ca­dena de pagos.


La recesión y la caída de los ingresos que ya lleva más de dos años se agudi­zaron con la cuarentena, que afectó a todas las acti­vidades del país.

En este sentido, en la pri­mera cumbre que se realizó en la quinta de Olivos, el 19 de marzo pasado, los go­bernadores presentaron al presidente Alberto Fernán­dez una propuesta para evi­tar un corte de la cadena de pagos: que el Banco Central emitiera pesos para garan­tizar un piso de copartici­pación a las provincias.

El proyecto que consen­suaron todos los ministros de Finanzas provinciales indica que el Gobierno na­cional garantice un piso de coparticipación similar al mismo mes del año pasado, con un incremento de alre­dedor del 25 por ciento de inflación.

El aumento de los pre­cios fue de más del doble, pero los gobernadores admiten que la crisis es tan profunda que no pue­den exigirle tanto a la Na­ción.

El ministro de Econo­mía, Martín Guzmán, no ve con malos ojos esta propuesta, pero falta la decisión política del pre­sidente de la Nación.

Esta iniciativa tendrá un doble beneficio: sería una cuota de oxígeno para el financiamiento de los go­biernos provinciales, pero también de los municipios.

En el caso de Corrientes, los municipios y las comu­nas reciben el 20 por ciento de lo que llega de recauda­ción federal.

Si se garantiza un flujo de ingresos parecido al del año pasado, los goberna­dores podrían resolver la situación de no poder pagar salarios y jubilaciones. Si no cumplen con este com­promiso, correría riesgo la cadena de pagos.

Los intendentes también están asfixiados financie­ramente por la caída de sus ingresos.

La mayoría de los mu­nicipios dependen de la coparticipación de impues­tos para poder funcionar. Atendiendo en parte esa situación, anoche el gober­nador Juan Schiaretti anun­ció por Twitter que la Pro­vincia eximirá por cuatro meses del pago de deudas que se cobran con retencio­nes de coparticipación a los municipios y comunas de la provincia.

PROYECTO DE LEY

Mediante un proyecto de resolución, parlamentarios solicitan a la Nación que sostenga el envío de dinero a las provincias.

El diputado nacional por Córdoba Hugo Rome­ro (Unión Cívica Radical), presentó en el Congreso un proyecto de resolución por el cual se solicita al Ejecuti­vo nacional que garantice a las provincias la misma co­participación que recibieron para este periodo en el año anterior, actualizado a infla­ción interanual.

La iniciativa cuenta con el apoyo de otros parlamenta­rios radicales. “Con este pro­yecto nos aseguramos que cada provincia y por ende cada municipio (vía coparti­cipación provincial) cuente con los recursos mínimos necesarios que le permitan planificar y actuar frente a las necesidades de sus habi­tantes”, señaló el diputado.

Además, propone que los fondos del Aportes del Te­soro Nacional (ATN) sean asignados de manera federal entre todas la provincias en función de la distribución actual, garantizando que el 20 por ciento de lo que reci­be cada estado provincial se distribuya a los municipios y comunas.