“El pago de sueldos está difícil… la recaudación municipal está en cero y la nacional bajó 40%”

OBERÁ. Lo afirmó el intendente local, Carlos Fernández, en referencia a la crisis generada por la cuarentena obligatoria afectando al sector privado que está con persianas bajas sin poder vender, lo que impacta en la recaudación estatal que cayó estrepitosamente. 

El jefe comunal habló de la situación en declaraciones a La Radio, donde se refirió al pago de tasas comunales: “la recaudación municipal está en cero, hace más de diez día que estamos con nada de recaudación lo que nos crea una preocupación constante porque a su vez tenemos compromisos con proveedores, y los sueldos está bastante difícil porque no tenemos precisiones”, anticipando respecto a la coparticipación que “la recaudación nacional bajó un 40% y eso significa que la coparticipación va a ser mucho menor… sino llegamos (con los salarios), nos va a obligar a tomar medidas que no nos gusta, nos vamos a ver obligados a no poder cumplir el 100 % de los sueldos”, dijo. 


Recordó que también los privados están con problemas por el cierre de negocios: “el privado también ha cerrado, no tiene recaudación, va a tener problemas, si el privado no recauda, no va a poder pagar sueldos, todos estamos en la misma situación, nos vemos perjudicados”, reflexionó.

 

Por otro lado, se refirió a la resolución nacional sobre los supermercados en todo el país que deberán atender como mínimo 13 horas al día.  Al respecto, Fernández dijo que se estudió el tema, pero al contrario de Nación, se irán reduciendo la cantidad de horas de atención en los supermercados.

“Vamos a ir achicando más porque tenemos que evitar la circulación viral, hablo por Oberá, es la concietización que estamos llevando en cada ciudadano, en cada familia, que la única solución es cuidarse”, y criticó a la gente que sale fuera de los horarios establecidos para el comercio (15 horas), por salir a hacer compras, sobre todo de bebidas alcohólicas: “no son artículos de primera necesidad”, resaltó.

En la capital del monte se estableció la atención de 7.30 horas a 15 horas, es decir, siete horas y media. Además se analiza que los kioscos de barrios también deban cerrar a las 15, debido a la venta de bebidas alcohólicas. 

 

Por otro lado, señaló que el hospital Samic está preparado con 140 camas para atender casos y que hoy en Oberá no hay circulación viral del Coronavirus, por lo que no es necesario el uso de barbijos, pero no quita que algunos puedan utilizarlos, aclaró. Además pidió a la gente respetar la cuarentena y evitar salir fuera de los horarios a hacer compras, en particular de cervezas.



Describió que los eventuales internados por el virus serán alojados en el siguiente orden; “Los hospitales de tercer nivel (Samic de Oberá), segundo nivel (Samic Alem, Aristóbulo), los polideportivos, las clínicas privadas también en el primer nivel y cuarto los hoteles para el control de la cuarentena de pacientes de riesgo que puedan contagiar”, detalló en declaraciones a La Radio.

En cuanto al reparto de alimentos, “todavía tenemos la logística para sostener nuestros comederos y merenderos, sigue funcionando la cocina centralizada (con 2.200 raciones) y los 62 merenderos de las instituciones intermedias”, dijo, agregando que “no hay forma de agrandar esas raciones, no nos da la capacidad operativa”, pero se asiste con mercaderías a la gente para que se cocinen en la casa, afirmando que aumentó la demanda de bolsones alimenticios.

Mencionó que hay retrasos por parte del Ministerio de Bienestar Social respecto a la logística de módulos con mercaderías para los tareferos.