Según el INDEC, la inflación de enero en el NEA fue la más alta del país: 3,1 %

BUENOS AIRES. La inflación de enero fue de 3,1% en el Nordeste Argentino, superando el 2,3% del nivel nacional que se atribuyó a la tensión entre el congelamiento de tarifas y la estabilidad en la cotización del dólar. También a la presión aportada por el reintegro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los alimentos de la canasta básica.

La información fue difundida por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), que también señaló que el acumulado interanual alcanzó al 52,9%, inferior al 53,8% previo, debido a que la inflación mensual fue menor al 2,9% registrado en enero de 2019.

En el esquema por regiones el NEA, con Misiones, Chaco, Corrientes y Formosa, sumó 3,1% en enero; Gran Buenos Aires, 1,9; Región Pampeana, 2,5; Noroeste, 2,4; Región Cuyana, 2,5 y Región Patagónica, 2,5 por ciento.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) del primer mes del año se ubicó debajo del 3,5% que surgió del promedio de las consultoras, bancos y economistas convocados por el Banco Central en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), y acorde con la previsión formulada el martes por el presidente de la autoridad monetaria, Miguel Pesce, quien había adelantado una inflación “menor al 3%”.

Asimismo, la inflación fue la más baja de los últimos seis meses, ya que hay que remontarse al 2,2% de julio de 2019 para encontrar un porcentaje menor. Desde entonces, con el impacto de la disparada de la cotización del dólar luego de las PASO, los índices mensuales fueron de 4% en agosto, 5,9% en septiembre, 3,3% en octubre, 4,3% en noviembre y 3,7% en diciembre.

La inflación de la Argentina volvió a ser enero la más alta de América del Sur a excepción de Venezuela, cuyo índice alternativo aún no fue dado a conocer por la Asamblea Nacional, en un mes en el que salvo el 2,09% registrado en Uruguay los índices de precios de la región fueron inferiores al 0,5% e incluso en Bolivia hubo una deflación de 0,03%.