La inflación de 2019 cerró con 53,8%, la más elevada en 28 años

ECONOMÍA. La inflación de diciembre fue de 3,7%, por lo que la suba de precios anual del último año de mandato de Mauricio Macri terminó en 53,8%, la más elevada en 28 años. Los rubros que más aumentos tuvieron a lo largo de 2019 fueron salud, comunicación y equipamiento del hogar.

La suba de precios del último mes del año mostró una desaceleración en relación a noviembre, cuando había sido de 4,3%. Los principales incrementos se registraron en el rubro comunicación (que incluye el precio de telefonía celular o servicios de Internet), que aceleró 9,6%. Por su parte, salud (que incluye el precio de los medicamentos), avanzó 5,6%.
Los alimentos, bebidas alcohólicas y no alcohólicas y tabaco tuvieron una inflación mensual de 3,1%. La indumentaria (prendas de vestir y calzado) se encarecieron 2,4% mientras que los gastos de vivienda lo hicieron en menor medida, 2,1%.
De punta a punta a lo largo de 2019 la inflación se sintió principalmente en remedios, medicina prepaga y los gastos de las familias en telefonía e internet. De acuerdo al organismo estadístico, el sector de salud tuvo una suba de precios de 72,1%. Para el rubro comunicación el incremento fue de 63,9%. Los alimentos tuvieron una suba de 56,8%.
La inflación anual del año pasado, de esta manera, fue la más alta que registre la economía argentina desde 1991, cuando el país terminaba el proceso para salir de la hiperinflación. Ese año la suba de precios alcanzó el 84%. Ni siquiera tras el fin de la convertibilidad y la crisis económica de fines de 2001 hubo un índice tan alto, ya que en 2002 llegó a superar levemente el 40%.
El camino de la inflación a lo largo del año tuvo subas y bajas, que estuvieron marcadas principalmente por el movimiento del tipo de cambio en distintos momentos de 2019. La primera aceleración de precios tuvo lugar en marzo, cuando llegaron a subir 4,7% luego de que el dólar escalara desde $38 hasta cerca de $45.
En los meses siguientes, con un dólar más controlado por parte del Banco Central y con una política monetaria muy estricta, la inflación comenzó un camino de desaceleración hasta julio. Ese mes el Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 2,2%, el más bajo en 14 meses. Pero el resultado negativo que obtuvo el Gobierno de Macri en las elecciones primarias desató una nueva crisis cambiaria.
El nuevo salto de la moneda estadounidense -que llegó en un solo día a aumentar casi 11 pesos hasta los $57- derivó en un nuevo recalentamiento de precios. Así, septiembre marcó 5,9% de inflación, lo que ubicó a ese mes en el podio de mediciones mensuales más altas de la era Macri, solo superado por abril de 2016 y septiembre de 2018, con 6,5%.