Lanziani llevó a un funcionario de EMSA a Nación para un cargo clave en energía

BUENOS AIRES/MISIONES. Este miércoles se publicó el decreto Nº 27/2020 del presidente Alberto Fernández, donde se completa la designación del equipo de funcionarios que acompañarán a Sergio Lanziani en la Secretaría de Energía de la Nación.

Son cuatro los subsecretarios designados oficialmente: Osvaldo Arrúa, Maximiliano Galli, Juan Pablo Ordóñez y Juan José Carbajales. Los tres primeros fueron impulsados por Lanziani y forman parte de su círculo de confianza hace muchos años, según publicó el portal capitalino MisionesOpina, con lo cual arranca el año fortalecido para encarar desafíos muy difíciles que tienen que ver con Vaca Muerta, tarifas y obras.

El primero de su círculo de confianza es el misionero Osvaldo Arrúa, su histórico colaborador, muy conocido por haber trabajado en el Plan de Obras Eléctricas de Misiones con Lanziani. Fue su mano derecha desde la empresa EMSA entre 2015 y 2019 y ahora seguirá codo a codo desde la Subsecretaría de Planeamiento Energético de la Nación.

El segundo es Maximiliano Galli, estará a cargo de la Subsecretaría responsable de la coordinación administrativa, contador que obtuvo su Postgrado en Finanzas en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT).

Como consultor, operó con bancos y empresas. Además, fue funcionario del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) participando en operaciones de crédito y reestructuración de deuda.

Y el tercero es Juan Pablo Ordóñez, designado como subsecretario de Planeamiento Estratégico, será encargado de gestionar la información de las obras de infraestructura energética y confeccionar el balance de los escenarios energéticos y las proyecciones de oferta y demanda del país. También es ingeniero nuclear y tiene una larga amistad con Lanziani ya que compartieron la 1º Promoción del Instituto Balseiro después de muchos años de amistad en la Facultad.

Ordóñez fue uno de los técnicos argentinos que formó parte del momento más glorioso del INVAP (Investigación Aplicada Sociedad del Estado) con la construcción y comercialización a varios países del mundo de reactores nucleares “made in Argentina”. El caso más recordado es la licitación obtenida en Australia, por 200 millones de dólares, derrotando en el concurso a empresas como Siemens (Alemania), Hitachi (Japón) y otras de EE.UU. y Francia.

Además de los tres impulsados por Lanziani se designó en el mismo decreto al subsecretario de Hidrocarburos, Juan Jose Carbajales, que llegó con respaldo de Matías kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, y tendrá el complejo desafío de dinamizar el desarrollo de Vaca Muerta y el “upstream” en general de petróleo y gas del país.