Fernández va por la emergencia económica, social y sanitaria; y busca renegociar tarifas

BUENOS AIRES. Alberto Fernández enviará varias leyes al Congreso para declarar la emergencia económica, social y sanitaria. La oposición pone reparos.

Enmarcado en el proyecto de emergencia económica que enviará al Congreso, el Gobierno buscará otorgarle al secretario de Energía la facultad para renegociar con las empresas de gas y electricidad las tarifas que se le cobran a los usuarios.

De acuerdo a fuentes legislativas del Frente de Todos, la iniciativa formará parte del paquete de normas que el Ejecutivo enviará en los próximos días al Parlamento para tratar en las sesiones extraordinarias de diciembre.

Este miércoles, en su asunción como gobernador bonaerense, Axel Kicillof anunció que dejaría sin efecto el aumento a la tarifa eléctrica previsto para enero y se dirigió a Alberto Fernández: “Le vamos a pedir al Presidente que retrotraiga a foja cero el ente regulador para las energéticas”, agregó.

En su primer discurso como presidente, Fernández había señalado que las propuestas concretas del “plan de Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia” – que incluye los temas ligados a precios, salarios, tarifas, tipo de cambio, aspectos monetarios, fiscales y sociales- serían explicitados en los próximos días.

Lo cierto es que, según fuentes parlamentarias, Fernández hará la convocatoria a extraordinarias este jueves y en el temario, como había adelantado el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, incluirá los proyectos para declarar tres emergencias: económica, social y sanitaria para que sean tratados en la semana del 18 de diciembre.

Así fue acordado este martes entre Fernández, Cafiero, el presidente de la Cámara, Sergio Massa, Fernández y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

El lunes, los ministros de las áreas involucradas explicarían ante los jefes de bancadas de ambas cámaras los motivos de las emergencias.

En Diputados, buscarán acelerar los tiempos para que el martes próximo un plenario de las comisiones de Legislación General y Presupuesto -comisiones que deben constituirse- le den dictamen a las emergencias para que sean aprobados el miércoles en el recinto. Desde, Cambiemos, a su vez, solicitaron que se incluya también a la Comisión de Salud.

De todas maneras, no se descarta que alguno de los proyectos ingrese por el Senado.

La emergencia económica que se había proclamado en 2002 estuvo vigente por 16 años, hasta 2018. Aunque no está fijada la letra chica, se estima que si se vuelve a aprobar, le serviría al Ejecutivo para reasignar partidas y hacer modificaciones en impuestos, entre otros temas. Según pudo saber Clarín, además de la cuestión tarifaria incluiría otras ligadas a los proyectos de participación público privada (PPP) y moratorias para PyMEs.

En la oposición, dicen, están dispuestos a abrir el debate y dar quórum aunque pusieron reparos sobre el “manejo discrecional” que, dicen, podrían generar estas medidas. ”

“Espero que el paquete no signifique delegar facultades que son propias del Congreso”, apuntó Mario Negri, jefe del interbloque Cambiemos, y agregó: “Cuando hablamos de impuestos no es necesario declarar emergencia. Están las sesiones extraordinarias para que convoquen y se debata”.

La Coalición Cívica emitió un comunicado: “No hemos votado, ni votaremos nunca poderes especiales para ningún Gobierno. La CC ARI tiene una posición histórica sobre este tema y no la va a modificar. Así lo demuestra la conducta y el voto de Elisa Carrió y de sus diputados a lo largo de toda la historia del partido”, sostuvieron.

Diputados del PRO y la UCR mantuvieron una reunión ayer con especialistas en distintas áreas, entre ellos, el ex ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien defendió que no existe una “emergencia sanitaria” en el país.

Los legisladores se preparan para argumentar contra el discurso de “tierra arrasada” que repiten desde el nuevo oficialismo, en relación a la gestión de Mauricio Macri.