Fernández habló de feminismo y del “Ni Una Menos” en su primer discurso

NACIONALES. El presidente Alberto Fernández dejó varios mensajes y anuncios en su primer discurso ante la Asamblea Legislativa. Uno de los más significativos fue la mención de la lucha de las mujeres en contra violencia machista.

El flamante jefe de estado prometió poner el “Ni Una Menos” como bandera de su gestión. Sin embargo, no mencionó el pedido para que el aborto sea legal en nuestro país, tema que fue importante en su campaña.

Tras haber sido electo presidente, Fernández se refirió en más de una oportunidad a la necesidad de legalizar el aborto, lo trató como “un problema de salud pública” y dijo que nunca debió haber sido un delito. Entre otras manifestaciones públicas, participó de la presentación del libro Somos Belén, que relata la historia de una joven tucumana presa a causa de un aborto espontáneo.

En su mensaje de este martes en el Congreso, mencionó las demandas de las mujeres en tres momentos, hecho que se traduce en la práctica con la creación del Ministerio de la Mujeres, Género y Diversidad, a cargo de Elizabeth Gómez Alcorta.

Frente a un recinto colmado, habló de la inequidad en el acceso al trabajo: “El desempleo afecta a casi un 30 por ciento de los jóvenes y, aún en tasas más altas, a las mujeres jóvenes”.

Además, resaltó al feminismo como uno de los movimientos sociales de importancia: “La idea de un Nuevo Contrato de Ciudadanía Social supone unir voluntades y articular al Estado con las fuerzas políticas, los sectores productivos, las confederaciones de trabajadores, los movimientos sociales, que incluyen al feminismo, a la juventud, al ambientalismo“.

Antes de terminar su discurso, dedicó un párrafo especial a la lucha por la equidad: “No quiero finalizar sin mencionar enfáticamente que en estos próximos cuatro años haré todos los esfuerzos necesarios para que estén en un primer plano los derechos de las mujeres. Buscaremos reducir, a través de diversos instrumentos, las desigualdades de género, económicas, políticas y culturales. Pondremos especial énfasis en todas las cuestiones vinculadas al cuidado, fuente de muchas desigualdades, ya que la mayor parte del trabajo doméstico recae sobre las mujeres en Argentina al igual que otros países”.

En un país donde una mujer es asesinada cada 27 horas, y las tasas de femicidios no dejan de crecer, el Presidente apeló al compromiso de todos: “Ni una Menos debe ser una bandera de toda la sociedad y de todos los poderes de la república. El Estado debe reducir drásticamente la violencia contra las mujeres hasta su total erradicación”.

FUENTE: TN.