Vidal habló de la economía en la era Macri: “Me hubiera gustado más previsibilidad”

BUENOS AIRES. La gobernadora volvió a mostrar diferencias con la Casa Rosada. “Me hubiera gustado más previsibilidad”, dijo sobre la Economía.

Crítica como nunca, María Eugenia Vidal abogó sobre la necesidad de salir de la grieta, envió señales de cara al futuro de Cambiemos, elogió el proceso de transición con Axel Kicillof y reprobó solapadamente la estrategia electoral y la comunicación que diseñó la Casa Rosada.
“Los argentinos nos merecemos un proceso de construcción distinta. Tiene que empezar por el reconocimiento del otro y por la no descalificación. La descalificación divide entre malos y buenos y nos otorga una enorme comodidad a los que hacemos política”, sentenció la gobernadora saliente el mediodía de este viernes, en la última conversación pública ante empresarios que mantendrá antes de dejar el poder.
En una entrevista pública organizada por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), la mandataria bonaerense mostró un discurso parecido al que exteriorizó el titular de Diputados Emilio Monzó en Florencio Varela un día antes y pareció desmarcarse de la conducción de Mauricio Macri y del jefe de Gabinete Marcos Peña. “Si no sos bueno siempre, o sos el malo siempre, tal vez no tengas razón, el otro tenga ganar la discusión y tal vez te gane una elección. Entonces la política se vuelve algo más complejo y desafiante. A mí me encanta. Nunca quise ganar una elección porque el otro era malo sino porque yo era mejor”, razonó la gobernadora.
En el hotel Sheraton, la aplaudió reiteradas veces una nutrida comitiva de empresarios entre los que se contaban Gastón Bourdieu y María Elena Casanovas, del Banco Galicia; Andrés Beibe, de Corteva; Miguel Trucco, de Aysa; Ignacio Driollet, Horacio Quirós y Martín Etchevers, del Grupo Clarín y el titular de la organización y encargado de entrevistar a Vidal, Juan Vaquer, ex presidente de Dupont Sudamérica. Vidal solo estuvo acompañada por el secretario general de la gobernación Fabián Perechodnik y por el ministro de Agroindustria Leonardo Sarquís.
La mandataria bonaerense, que en estos 4 años también recibió el asesoramiento de Jaime Durán Barba, no se hizo cargo de sus definiciones sobre una elección entre el “futuro” y el “pasado” y La Cámpora en la carrera electoral, aunque reconoció que la campaña “no fue amable”. Por el contrario, elogió el proceso de transición que mantiene con Kicillof. “Venimos en un proceso de transición muy correcto; también de parte del gobernador electo. Hemos logrado tener un vínculo llano y directo (con Kicillof) y que nos crean que queremos hacer lo mejor para que tengan un primer mes tranquilo”, argumentó al retratar una postal muy distinta a la que plasmaron los equipos de Macri y Alberto Fernández.
Vidal también argumentó que los resultados de la política económica diseñada por el Gobierno la condenaron a una derrota. “No creo que heladera mate asfalto. Hay que entender la realidad de cada uno, sin enojarse y hacer todos los aprendizajes que hagan falta. La Provincia y en particular el Conurbano, está muy impactada por la macroeconomía”, dijo.
“Me hubiera gustado más previsibilidad y menos esfuerzos. Todos los que formamos parte de Cambiemos lo reconocemos. Nos hubiera gustado un plan de salida más rápido. Por eso no dejo de valorar el 38 por ciento en la Provincia que en la última elección nos dijo: `igual estamos´”, añadió la mandataria bonaerense.
Acaso la diferencia más notoria que marcó con la Casa Rosada, fue el reconocimiento de la gobernadora al liderazgo de Cristina Kirchner. Recordó que esta semana en otro diálogo público la interrogaron sobre el futuro rol de la ex presidenta en el gobierno de Alberto Fernández. “Me preguntaron por el rol de Cristina Kirchner en el próximo gobierno- ¿Hacemos un seminario de liderazgo femenino y no estamos dispuestos a que Cristina ocupe un lugar de relevancia siendo vicepresidenta? Independientemente de lo que pensemos de Cristina y su liderazgo”, cuestionó.
La mandataria bonaerense reconoció el trabajo en equipo de la Provincia con la Casa Rosada, sobre todo en materia de educación y salud, pero destacó sobre todo a funcionarios de su riñón como la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley.
La gobernadora despejó dudas sobre futuro y garantizó que seguirá recorriendo la Provincia después del 10 de diciembre. “Vamos a seguir estando. Hay una cosa que voy a hacer en diciembre y es seguir recorriendo esos barrios”, dijo en alusión a los asentamientos más postergados de la Provincia.