Casi dos millones de turistas se movilizaron dejando $4.300 millones el fin de semana largo

BUENOS AIRES. Entre el viernes 11 y hoy, lunes 14 de octubre, se trasladaron 1.050.000 turistas y 1,9 millones de excursionistas por el país, en total es 1,9% más que en la misma fecha del año pasado. Los eventos y actividades fueron el principal atractivo, en muchos casos logrando fidelizar al visitante.

Los fines de semana largo con fines turísticos se consolidaron como una estrategia política exitosa para dinamizar a las economías regionales, según señala la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). El cambio en los hábitos de consumo continúa manifestándose en cada uno de estos periodos, donde el público aprovecha para hacer escapadas cortas low cost o como excursionistas en ciudades o provincias vecinas.

A pesar de los vuelos afectados y el mal tiempo, la gente eligió viajar. El fin de semana largo por el 12 de octubre, Día del Respeto a la Diversidad Cultural, movilizó a 2,9 millones de turistas y excursionistas por la Argentina, que desembolsaron en forma directa $4.392 millones en las ciudades que forman parte del circuito turístico nacional.

En total viajaron 1.050.000 turistas, 6% más que en el mismo fin de semana largo del año pasado. Con un consumo diario de $1.520 cada uno y una estadía media de 2,1 días, gastaron $3.383,5 millones, 42,5% más que en la misma fecha de 2018.

Completaron el fin de semana 1.833.800 excursionistas que se desplazaron de una ciudad a otra a pasar el día. Con un costo promedio de $550 per cápita, se estima que movilizaron $1.009 millones.

Al gasto directo hay que agregar el efecto multiplicador que luego se genera, en algunos casos automáticamente y en otros, con algún rezago.

Las condiciones del tiempo complicaron el fin de semana, especialmente por las tormentas en Buenos Aires que dificultaron la salida de vuelos a todo el país y llevó a que muchos bonaerenses y porteños cancelaran o postergaran sus mini-vacaciones. De todos modos, en el sur del país y en la zona de Cuyo, el tiempo fue mayormente bueno. En el Litoral y Centro, más tormentoso.

Un factor que ayudó este año a que crezca el turismo a pesar de las condiciones económicas, fue el tipo de cambio: desalentó a viajar al exterior y alentó a muchos extranjeros a venir a la Argentina, especialmente de los países de América Latina que comparten el mismo feriado.

En Mendoza, con buen tiempo hasta el domingo y sin grandes expectativas, el fin de semana estuvo bueno, similar al 2018. Ayudó que fue feriado también en Chile y que por el tipo de cambio menos gente viaja al país vecino.

Se destacaron centros turísticos como Malargüe, San Rafael, Valle de Uco, Tunuyán y la Ciudad de Mendoza, en esta última con el adicional del partido de River contra Almagro el viernes que llevó mucha gente, sobre todo de Buenos Aires. El desembolso promedio diario por turista fue de $1.700.

Fuente: Télam