El consumo cayó un 15,9% en el último año

ECONOMÍA. El consumo cayó un 15,9% en el último año, en tanto que la cantidad de transacciones se redujo en un 10,5% en nuestro país, estadísticas dadas a conocer por medio de un relevamiento llevado a cabo por la consultora Focus Market, que detalló que, además, desde enero hasta septiembre de 2019, el consumo registró un decrecimiento del 10,41%.

De forma interanual -entre septiembre de 2018 y el mismo mes de este año-, las unidades físicas vendidas cayeron un 14,61%; en tanto que los importes (total facturado) aumentaron un 31,79%; así como los precios, con un 54,34% más.

 

Por su parte, en lo que va del año, las unidades físicas vendidas se redujeron en un 9,22%, al igual que las transacciones, con un 4,78%. Además, el total facturado incrementó un 40,38% y los precios un 54,63%.

 

Para ser más exactos, en la región AMBA (Conurbano bonaerense y Capital Federal), entre septiembre del año pasado y el mismo mes del 2019 se registró una baja del 19,72% del consumo; al igual que la venta de unidades físicas, con un 18,80%; y la cantidad de transacciones, con un 13,93% menos. En lo que confiere al total facturado y los precios, éstos aumentaron un 22,55% y 50,93%, respectivamente.

 

Por su parte, en el interior del país, el consumo decreció un 14,59% en el periodo anteriormente mencionado; en tanto que la venta de unidades físicas se redujeron en un 13,10%, al igual que la cantidad de transacciones, con un 9,08%.

 

En cuanto a la variación acumulada de la región metropolitana, entre enero y septiembre de este año, el consumo se redujo en un 13,32%; a la vez que las unidades físicas vendidas y las transacciones realizadas cayeron un 11,53% y 6,70%, respectivamente. Bajo esta línea, el total facturado se elevó un 34,45% y los precios un 51,98%.

 

En el interior, en dicho periodo el acumulado registró una reducción en el consumo del 9,36%; al igual que las unidades físicas vendidas (8,41% menos) y las transacciones (4%). Asimismo, el total facturado creció un 42,65% y los precios un 55,76%.

 

Por otro lado, los productos que más bajaron su consumo en dicha variación interanual fueron los de limpieza, con un 20,2%; seguidos por las bebidas, con un 17,1%; los de cuidado personal, con un 15,7%; y los alimentos, con un 14,2%.

En torno a la variación acumulada por familia (entre 2018 y 2019) los productos de limpieza lideraron el podio, con una caída del 14% del consumo; seguida por las bebidas, con un 12,6%; los de cuidado personal, con un 8,5%; y alimentos, con un 7,7%.

 

Sobre esto, en el periodo mencionado, se registró una baja del 20,72% en el consumo de congelados. Lo siguen los lacteos, con un 15,17 menos; los artículos de cuidado de hogar y automóviles, con un 14,46%; las bebidas sin alcohol, con un 14,16%; y los productos para el cuidado de ropa, con un 13,21%; entre otros.

 

Finalmente, el relevamiento expresó que “el indicador unidades por ticket volvió a caer quedando en 4,29 unidades por acto de compra frente a las 4,58 unidades por ticket de agosto de 2018, lo cual manifiesta que el acto de compra se redujo a compras más chicas, erogando un 47% más que el año pasado ya que el ticket promedio llegó, en septiembre de 2019, a 234 pesos”.

 

“Alimentos y bebidas continúan siendo más del 80% de las ventas y justamente es, en esa importancia, donde se explica el aporte que tienen los lácteos y las bebidas sin alcohol en primer lugar y merienda-desayuno y bebidas con alcohol a las caídas del consuno en el canal”, concluyó el informe.

Fuente: Diario Popular / foto ilustrativa